Sin Categoria| 11/03/2010/ 00:00:00

Un día común

Por casualidad escuché entrevistas laborales de varias mujeres jóvenes, y sus respuestas dicen mucho...

Por Marcela de Cárdenas

Un día común, como hoy, me vi en la necesidad de estar en un agradable establecimiento en donde venden bebidas de café y deliciosos postres y panecillos.

Tenía el tiempo justo para contestar los más de 170 correos electrónicos pendientes que se me habían acumulado, organizar pendientes de mi casa, lista del supermercado, la lista de platillos que prepararía durante una semana para lograr

que estén variados y balanceados, organizar los tratamientos y rehabilitación de mi esposo, organizar invitados al programa de radio y seleccionar temas interesantes y actuales para informar. En la lista también había pagos pendientes de recibos y algunas transacciones bancarias.

Entre llamadas de celular que tenía que realizar y algunas otras que iba recibiendo al transcurrir del tiempo en ese lugar, mi agenda y el Internet, observé a un caballero de aspecto joven, bastante bien vestido, con acento de ser del DF. Estaba con su laptop y su celular, radio y demás hablando con una joven.

No era algo fuera de lo común esa escena. Lo que sí se salía de lo común, fue que a los 15 ó 20 minutos se despiden, se retira la joven, él se queda exactamente en el mismo lugar y no pasan más de 5 minutos y llega otra joven.

Se repite -minutos más, minutos menos- la misma escena, charlan, se despiden, ella se va, él se queda y llega otra.

Esto empezó a captar mi atención mientras luchaba contra el tiempo y la gran lista de pendientes que tenía que resolver.
 
Unas jóvenes seguían retirándose y otras llegando. Entonces sí la curiosidad me empezó a ganar.

No tenía que concentrarme mucho en su charla o disimular que la escuchaba, ya que estaban bastante cerca de mí por el espacio reducido y se oía muy claro. Él hacía preguntas, ellas respondían.

Al pasar el tiempo, comprendí que se trataba de entrevistas de trabajo. Él buscaba una mujer con características específicas para desarrollarse dentro de una empresa, y al escuchar sus respuestas sabría quién sería la mejor candidata.

¿A qué se dedican tus padres? Él sabía que su respuesta tendría mucho que ver con su estabilidad emocional y los valores morales firmes en ella, ya que esos primeros años son fundamentales para el resto de nuestra vida.

¿Por qué estudiaste esa carrera? Él sabía que eso habla mucho de la seguridad en si misma y de buscar su verdadera pasión en la vida y desarrollarla; ó dejarse llevar por la corriente o influencia de los demás.

¿Cómo te ves en 10 años? Él sabía que el desarrollo de su empresa depende de la visión que ella tenga de si misma dentro del ambiente laboral.

¿Qué cualidades tienes? La respuesta describiría completamente el valor que se da como persona. Si no se valora a si misma, no podría valorar su trabajo ni a las personas con quien trabaja. Si no se venden bien, menos podrían vender los productos de la empresa

¿Cuáles son tus defectos o debilidades? Quien respondiera esto fluidamente hablaría de que es una persona que sabe qué es lo que debe mantener en control y lo que en todo caso le impediría desarrollarse y desarrollar los proyectos dentro de la empresa. El decirlos y aceptarlos es la manera más segura de mejorarlos.

¿Por qué crees que eres la persona adecuada para esta vacante? Bueno, hasta a mí me dejó sin palabras.

A lo largo de las entrevistas, muchas se sonrojaban, no sabían que responder. Se contradecían mucho en sus explicaciones; ni siquiera se veían de aquí a quince días. No sabían cuáles eran sus cualidades, pero sí sus defectos.

Pero lo que más me sorprendía de esto es que ninguna consideraba el matrimonio como una remota posibilidad en su vida y claro, yo sé que no todas estamos hechas para el matrimonio.

Pero ahora yo te pregunto a ti ¿Qué no todos provenimos de un matrimonio? ¿Acaso tú y yo no estamos aquí por la unión de dos seres? Sé y entiendo que existen muchas maneras de unirse, vivir y procrear.
 
A lo largo de la historia, claramente se ha mostrado que la familia es el núcleo de la sociedad, y la sociedad es el claro reflejo de lo que se vive en el ambiente familiar.
 
Estoy segura que no hace falta que te especifique el deterioro que vivimos en la sociedades prácticamente de todo el mundo, ¿Y qué no coincide con la desintegración que se vive hoy en las familias?

No sé si el matrimonio sea parte de los planes de tu vida. Lo único que deseo motivar en ti es una preparación e información de lo que realmente es un matrimonio, una familia; ser mamá o papá de un pequeño ser y le des la importancia que a esto le corresponde.

Me sorprende que de las más de 30 jóvenes que escuché hablar sobre ellas y sus planes de vida, ninguna de ellas consideraba ni en el futuro el matrimonio ¿Qué significa eso? El matrimonio, la familia ¿Están en peligro de extinción?

Finalmente, me acerque al caballero de aspecto elegante, me presenté y le hice notar que de alguna manera me había involucrado en sus entrevistas.
 
Me comentó que su intención era evaluar la seguridad en ellas mismas, su auto conocimiento y la capacidad de poder expresarse, aún sabiendo que muchos más las escuchaban.
 

5 comentarios (hasta hoy) Sign In   Regístrate Gratis

El desarrollo personal, laboral y académico no tienen que llevar forzosamente los planes de matrimonio. Creo que calificar las habilidades o estabilidad emocional de una persona en base a sus deseos de formar o no una pareja parte más de tu idea preconcebida con respecto a roles sociales, familia, expectativas laborales. No todas las mujeres solteras cuentan con una relación de noviazgo, y asumirlo como una meta en su vida les colocaría en el plano de lo imaginario, y no lo acorde a su realidad.

Por zereth 11/03/2010 03:11:56 p.m.

Pues realmente creo que cuando uno se presenta en una entrevista de trabajo, sabes cuales son tus debilidades y cualidades y cuales son las oportunidades que tu le puedes brindar a la empresa que te quiere contratar. Uno no dice "me veo casada y con 2 niños", sino "como una exitosa profesionista". Honestamente, no le veo nada de malo, ya que no estas en una situacion personal, sino profesional, y estas tratando de mantener tu vida privada fuera de la oficina. Al menos esa es mi percepcion.

Por claubop 11/03/2010 05:41:20 p.m.

Uno, no tenía oficina para hacer la entrevista y la otra no tenía conexión de Internet, jejejeje Pienso yo que a los 21-25 años el matrimonio no te pasa la cabeza sino poner en práctica para lo que te has esforzado tanto tiempo, consolidarte como profesionista no como esposa, no veo el caso de meter el matrimonio en una entrevista de trabajo, me pregunto si la autora pensaba en el matrimonio al hacerle la entrevista a esa edad recién terminada la carrera, en serio... El matrimonio no es una meta en la vida, no es un "debe ser" para sentirse completo y logrado en la vida,es una etapa pero no es forzosa en todos los seres humanos y como dice Claubop, en una entrevista laboral, no vas a meter lo personal, eso es aparte...

Por Jun_H 12/03/2010 04:12:52 p.m.

Difiero un poco con la persona anterior, con respecto a que el matrimonio no es una meta, y que a los 21 -25 años a uno le pasa por la cabeza carsarse jeje..yo tengo 24 años, me case hace 8 meses y tengo 4 meses de embarazo y hasta hace poco estuve laboralmente activa, y siempre estuvo en mi cabeza casarme y tener hijos, creo que es el deseo de la mayoria de las mujeres y no se necesita tener novio para que pase por la cabeza, mi esposo ha sido mi primer y ultimo novio y apesar de eso yo siempre me veia casada. Soy profesionista y he trabajado en el area de RH reclutamiento y seleccion y aunke no lo creean a la empresa tambien le importa tu estado emocional y personal, una persona que no esta bien emocional y personalmente lo refleja en su manera de trabajar, hay quienes saben separar su vida personal con lo laboral, pero siendo realistas esto no pasa muy a menudo.

Por kary_yuya 13/03/2010 11:38:14 p.m.

Nada más aclarenme una cosa... ¿entonces las empresas quieren que les digamos si tenemos planes de casarnos? Porque cuando yo iba a entrevistas de trabajo en más de una ocasión me preguntaron si no tenía planes de casarme a corto plazo, pero en un tono que sugería "espero me respondas que no"... La verdad es que eso de que no todas las mujeres piensan en el matrimonio como una meta es más que la verdad, pero también habemos una que sí lo contamplamos (o llegamos a contemplar) pero no por eso se lo vamos a decir a alguien de RH, no sé si me explico

Por Carol_D 16/03/2010 11:32:59 a.m.

• Haz un comentario

Foros