Sin Categoria| 25/08/2010/ 00:00:00

La obesidad y el alcohol, determinantes en la fertilidad

El éxito de la reproducción asistida está función de la obesidad y el consumo de alcohol ¡Entérate!

Por Staff nosotros2.com

Se sabe que la obesidad, dentro de la reproducción y ginecología, está asociada directa o indirectamente a enfermedades como el SOP (Síndrome de ovario poliquístico), abortos, trastornos en la menstruación, infertilidad y complicaciones durante el embarazo.

Según la Organización Mundial de la salud (OMS), las personas con obesidad tienen un índice de masa corporal (IMC) elevado por

encima de 29.9; por lo que presentan 3 veces más probabilidades de padecer infertilidad o esterilidad tanto en ciclos naturales como en los de reproducción asistida.

Ante esto, la Sociedad Europea de Reproducción Asistida (ESHRE) ha aconsejado a los profesionales a que no realicen tratamientos de reproducción a pacientes obesas, sin intención de adelgazar, y en aquellas que ingieren alcohol por encima de la tasa recomendada, debido a que tienen mal pronóstico, presentan bajas tasas de embarazo y por los riesgos que se asocian a la madre y al bebé.

Sucede que al someterse a técnicas de reproducción asistida, las mujeres presentan resistencia a las gonadotropinas, hormonas usadas en los tratamientos, lo que lleva a necesitar altas dosis de medicación por su baja respuesta, lo que se traduce en un menor número de ovocitos obtenidos y de peor calidad. Si quedan embarazadas se incrementan los riesgos de presentar diabetes gestacional, defectos congénitos, incluso (aunque en menor porcentaje) las anomalías cardiovasculares.

En cuanto al consumo de alcohol, si se consume en exceso se corre el riesgo de sufrir amenorrea (falta de menstruación), un desarrollo anormal del endometrio e hiperprolactinemia, todo esto asociado a la infertilidad y riesgo de abortos espontáneos.

Además las consecuencias del alcohol también recaen en el bebé, pues puede aparecer retraso mental, en crecimiento, e incluso en porcentaje menor las anomalías en el cerebro y defectos congénitos en el corazón.

Fuente: Reproducción Asistida .Org

0 comentarios (hasta hoy) Sign In   Regístrate Gratis

 
• Haz un comentario

Foros