Sin Categoria| 26/05/2011/ 00:00:00

Descubre el poder de las feromonas

Las feromonas sirven para mejorar la vida sexual, las relaciones sociales y ayudan a superar la timidez.

Por Jorge Zavala

Feromona es una palabra que deriva de dos palabras griegas: pheran (transferir o llevar) y horman (excitar) que literalmente se traduce en llevar o provocar excitación.

Las Feromonas son señales químicas elaboradas por glándulas sexuales y como resultado estimulan la atracción sexual.  Las feromonas humanas producen una respuesta a las personas del sexo opuesto, e incluso, entre personas del mismo

sexo.

Las feromonas naturalmente son elaboradas por las glándulas apocrinas de la axila y los alrededores de los órganos genitales. Estas envían fuertes señales que son recibidas por el órgano vemeronasal (OVN), que se encuentra dentro de la nariz. El OVN transmite estos mensajes a la parte del cerebro que gobierna las sensaciones humanas más básicas, como alegría, cólera, amor, odio y despertar sexual.

No somos conscientes de las feromonas de otra persona, pues no podemos "olerlas" literalmente. Sin embargo, estas sustancias tienen un impacto importante en nosotros y en consecuencia una reacción de tipo sexual. Indudablemente, encienden el impulso sexual, aumentan la fertilidad y ayudan a regular los ciclos menstruales de las mujeres.

La investigación científica ha demostrado que tanto hombres como mujeres con secreción de feromonas más altas poseen un mayor atractivo sexual, al tiempo que son percibidos como más dominantes por el resto de los seres humanos y también son más respetados.

Las feromonas no sólo sirven para potenciar la vida sexual, también mejoran las relaciones sociales y laborales y ayudan a superar la timidez. El uso de feromonas aporta un toque de frescor en las relaciones estables, una especie de vuelta a los felices inicios, un pequeño milagro que tantas parejas  agradecen.

También sirven para transmitir una imagen de líder exitoso, aunque su primera utilidad es despertar de forma inmediata el deseo sexual, tanto en hombres como en mujeres, hetero y homosexuales.

Pero también tiene otros usos: para resultar más simpático y hacer amigos, para proyectar una imagen determinada en el trabajo, para reforzar la personalidad e incluso para aumentar la propia producción de feromonas. 

Por otra parte, las feromonas son las responsables de la famosa cuestión de piel, que hace que sintamos una especial atracción sexual por determinadas personas, independientemente de otros factores de conocimiento o relación previa. Algo que explicaría la llamada química o atracción o amor a primera vista.

Descubre el poder de las feromonas y haz que tu vida sea más placentera.

www.jorgezavala.com

 

0 comentarios (hasta hoy) Sign In   Regístrate Gratis

 
• Haz un comentario

Foros