Sin Categoria| 19/05/2010/ 00:00:00

Los colores y su efecto en la salud y comportamiento

El color puede influir de manera decisiva en nuestras decisiones y actividades.

Por Jorge Zavala

¿Sabías que la visión de determinados tonos puede afectar a nuestro estado de ánimo, mitigar acciones violentas y ayudar a curar ciertas enfermedades?

Si quiere que sus niños coman verduras, pinte la cocina de naranja, un color que estimula el apetito. Y si se lleva trabajo a casa, pinte el despacho de azul claro, porque es un color que calma y ayuda a la concentración.

Los psicólogos y

analistas de colores dicen que el color puede influir de manera decisiva en nuestras decisiones y actividades.

Usar colores mejora el rendimiento en el trabajo, pero cada actividad necesita su color. Por ejemplo, los contadores y administradores no tienen que trabajar en un ambiente de amarillos o naranjas, colores demasiado estimulantes, sino de azules, que favorecen la concentración. Un equipo de ventas o voluntariado, es mucho más dinámico y requiere un espacio con toques de rojo, amarillo y naranja.

El mismo principio se puede aplicar en casa: Tenemos que pensar cómo usamos el espacio. Si la sala es nuestro santuario, el sitio donde descansamos, hay que elegir colores suaves. Pero si es el sitio donde recibimos y charlamos con los amigos, debemos pintarlo con colores más brillantes que animen a la amistad y a la conversación.

Cómo se refleja nuestra personalidad en los colores:

*El rojo es físicamente estimulante, vivo y excitante, pero en exceso puede resultar agresivo.

*El azul fomenta la actividad intelectual, calma la mente y estimula el pensamiento, dependiendo sobre todo del tono. No es un color adecuado para el comedor, porque las comidas serían aburridas. Es un color muy relajante.  Por otra parte si usted quiere ponerse a dieta, lo mejor que puede hacer es pintar de azul su cocina o poner una luz azul en el frigorífico. Parece demostrado que este color actúa como ligero supresor del apetito. Algunos psicólogos consideran que el azul forma parte de los llamados colores fríos que tienden a provocar sensaciones de paz y a inhibir las pulsiones como el hambre.

*El amarillo hace sentirse optimista y creativo y favorece la confianza, pero puede chocar a la gente más frágil o con menos autoestima. Por otra parte, los científicos creen que el color amarillo es un color que irrita demasiado. El amarillo no es adecuado para habitaciones de niños, ya que es demasiado estimulante. Si el niño usa el cuarto sobre todo para dormir, hay que pintarlo de violeta, azul o tonos en verde pastel. De hecho, se sabe que los niños tienden a llorar más cuando duermen en habitaciones amarillas, que las parejas se pelean más en cocinas con muebles amarillos y que los artistas interpretan peor ante la presencia de ese color.

*El verde es un color que da seguridad y que relaja. Es el color de la vida y de la naturaleza.

*El violeta fomenta la reflexión y la meditación, recomendado para recamaras y cuartos de niños, pero no es el mejor para las personas introvertidas.

*El marrón (café, chocolates) da una sensación de solidez y seguridad. Indica el lugar donde uno estaría dispuesto a echar raíces.

*El Baker-Miller Pink es un color artificial parecido al rosa chicle. La mezcla fue diseñada por el experto en biosociología Alexander Schauss para probar sus teorías de que el color rosa puede reducir algunos valores fisiológicos como el pulso y la tensión arterial y, por lo tanto, mitigar los comportamientos violentos. Tras pintar de ese tono las celdas de prisiones militares y de reformatorios, pudo constatar que el rosa apacigua la ira y la ansiedad.

Llena de tu vida de color y saca partido a toda la gama de colores que la naturaleza nos brinda.

info@jorgezavala.com
www.jorgezavala.com

Más información de: Ganadores, Belleza, Cocina,

0 comentarios (hasta hoy) Sign In   Regístrate Gratis

 
• Haz un comentario

Foros