Sin Categoria| 05/04/2010/ 00:00:00

Sam Worthington: la estrella de Avatar que vivió en su coche

Muchos medios apuntan a Sam Worthington como la nueva gran estrella de Hollywood. ¿Lo será?

Por Staff nosotros2.com

Muchos medios apuntan a Sam Worthington como la nueva gran estrella de Hollywood. Es difícil rechazar esa afirmación cuando en apenas un año ha estelarizado tres súper producciones: “Terminator Salvation”, “Avatar” y la próxima a estrenarse “Furia de Titanes”.

Pero más increíble aún es que hace poco más de tres años, el actor vivió

por un tiempo en su coche, y fue hasta que ganó su papel en Avatar que pudo obtener dinero para un lugar donde vivir.

Nacido en Inglaterra pero criado en Australia, Worthington no es exactamente un joven comparándolo con estrellas “recientes” como Robert Pattison, pues este año cumplirá 34.

En Australia dejó la escuela a los 17 años y se volvió un trabajador de la construcción porque no sabía qué hacer con su vida. A los 19 acompañó a su novia a una audición para entrar al Instituto Nacional de Arte Dramático de dicho país. Se le ocurrió poner su nombre entre los aspirantes. Él quedó y ella no. Cortaron poco después.

A partir de entonces fue ganando popularidad tanto en la TV como en el cine australiano y llegó a ser bien conocido en dicho país.

A partir del 2002 comenzó con papeles menores en Hollywood, e incluso estuvo entre los finalistas para la renovación de la franquicia James Bond con la exitosa Casino Royale (2006), cuyo papel acabó ganando Daniel Craig.

La oportunidad que le cambió la vida sin duda fue el haber convencido a James Cameron de darle el papel de Jake Sully, el héroe de la multimillonaria en costos y taquilla Avatar. Incluso Worthington está firmado para posibles secuelas de la exitosa fantasía de Cameron, quien dijo que lo escogió por su naturalidad y porque no había estado en ninguna súper producción antes, es decir, era prácticamente un desconocido fuera de Australia.

El razonamiento de Camero fue sencillo: “El parece un tipo con el que te gustaría tomarte una cerveza, y que finalmente se convierte en un líder que salva al mundo” (LA Times, 2008).

Cameron tuvo que pelear con el estudio por meses, ya que los ejecutivos no querían dejar que el estelar de una película de 200 millones de dólares dependiera de un desconocido australiano al que no parecía importarle mucho. Cameron se mantuvo firme y logró que el estudio aceptara a Sam. El resto es historia.

Además, haber sido un cyborg en el futuro apocalíptico de Terminator el verano pasado y ahora vestirse de guerrero griego para dar vida al mítico Perseo y matar monstruos gigantes, parecen estarle ayudando en convertirse en una súper estrella; aunque parece mantener su sencillez y no perder el piso.

“¡¿Oh, no es cool?! ¡Es tan cool ser un actor! ¡Es tan cool tener mi cara en un autobús!...Eso es basura. Odio a la gente así…solo espero estar brindándole (a mi actuación) más complejidad que Jean-Claude Van Damme. Sin ofender al tipo” (Esquire, 2009) dice divertido Worthington.

La revista Esquire incluso se pregunta si está destinado a ser el mejor actor de nuestro tiempo; cosa que solo el tiempo mismo habrá de decir. Pero a Sam parece no preocuparle demasiado, solo es un tipo que se divierte…y mientras el público se siga divirtiendo con él, probablemente le irá bien.
 

0 comentarios (hasta hoy) Sign In   Regístrate Gratis

 
• Haz un comentario

Foros