La belleza cuesta

Conoce el panorama completo de lo que implica una cirugía plástica.

La belleza cuesta

Estrellas de la farándula, personajes de la política, hasta una que otra concursante de Miss Universo presumen que su belleza en parte se la deben a la cirugía plástica. Entonces te preguntas ¿por qué yo no?

Tal vez lo consideres como una opción a largo plazo, o tal vez cuando surja una fuerte necesidad, pero sea cual sea la razón, lo cierto es que la cirugía plástica es uno de los procedimientos más solicitados hoy en día.

Y como no, si por todos lados vemos cómo la sociedad ha impuesto un estándar de belleza que empuja a alterar nuestro cuerpo para mejorar la imagen. Incluso, hasta los hombres acuden a los cirujanos plásticos para ser todo un sex symbol, lo que conocemos como la tendencia metrosexual.

Pero como cualquier decisión sobre tu cuerpo, antes de una transformación, será mejor pensar en el panorama completo de lo que implica la realización de una cirugía plástica y los riesgos que conlleva.

Las cirugías plásticas ayudan a corregir alguna parte del cuerpo, ya sea por gusto o por necesidad. Dermolipectomía, rinoplastia, estiramiento de la piel, liposucción, lipoescultura, reducción o agrandamiento del busto; dependiendo de lo que requieras corregir es el tipo de procedimiento a realizar.

Pero no se trata de un acto de magia en el que entras a un quirófano y al salir, te quitan las vendas y listo, como nueva. Una cirugía plástica es una operación intrusiva en nuestro cuerpo; y como en todas tiene sus desventajas y factores de riesgo.

Dice que la "belleza cuesta" y hay mucha razón, tanto por el costo, como por los cuidados y efectos posteriores a la intervención.

Primero, se requiere que te alejes por un tiempo de tu rutina diaria, ya sea tu trabajo o actividades cotidianas.

Segundo, los gastos son inminentes: hospitalización (cuando se requiere), cirujano, anestesiólogo, medicinas, etc. Una cirugía es una gran inversión.

Tercero, las molestias físicas representan una torturan por una temporada. Solamente una persona que se haya realizado una cirugía plástica te puede contar con detalle toda la odisea postoperatoria que tuvo que pasar.  

Cuarto, los riesgos varían, algunos menos graves que otros; van desde infecciones, resequedad en los ojos, sangrado, ceguera y daños a los nervios, reacciones alérgicas, asimetría (una notable diferencia en la apariencia de los ojos), dolor crónico, convalecencia prolongada, caída de pestañas, cicatrices y hasta descontento con los resultados obtenidos. Además de los riesgos que implica el aplicar anestesia local o general.

Con todas estas incomodidades y riesgos, ¿por qué tanta gente continúa interesada en una cirugía plástica? No es de sorprendernos, pero la causa bien puede ser la misma razón por la que las personas se tiñen el cabello.

La satisfacción que obtenemos con nuestra apariencia está intrínsecamente relacionada con nuestro nivel de felicidad, nuestro humor y desempeño. ¿Te hace más feliz ser rubia? ¿Te va mejor con un busto más grande? Realmente, es una cuestión de actitud.

Aún cuando los riesgos graves de una cirugía plástica no son comunes, es necesario que estés conciente de los posibles resultados de una operación. Asegúrate de acudir con la persona adecuada, el especialista adecuado. Y si no la necesitas, piensa dos veces y busca alternativas antes de someterte al bisturí.

 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros