Las plantas y sus necesidades

La naturaleza es fuente de vida... ¡Cuida tus plantas y dales lo que necesitan para crecer y vivir sanas!

Las plantas y sus necesidades

Las plantas son seres vivos; se desarrollan, respiran, se alimentan y se reproducen, incluso hasta se pueden enfermar.

Cada planta pertenece a un hábitat, por tanto tienen necesidades diferentes. Cuando se adopta una para integrarla al hogar, debes estar informada sobre cuáles son sus necesidades específicas para poder emular su hábitat.

Hay especies para interior, otras para exterior; no todas requieren la misma cantidad de luz, como tampoco la misma cantidad de agua.

No es lo mismo una planta tropical a una planta desértica. Antes de adquirir o sembrar una, debes tener en cuenta las características del medio ambiente que le proporcionaras, asegurarte de que es compatible con sus necesidades para que favorezca su crecimiento y no se apague al tercer día de haberla adquirido.

LUZ
Es básica para que las plantas lleven a cabo la fotosíntesis, proceso en el que convierten la energía luminosa en energía química, que es el alimento requerido para su crecimiento. 

La intensidad de la luz requerida varía según la especie. Para algunas basta con un poco de luz, si que sea directa; mientras que otras, necesitan de los rayos directos del sol.

¿Cómo saber si no es demasiada luz la que se le proporciona? Muy fácil, si las hojas y pétalos de la planta tienen manchas marrones, es que reciben demasiada luz; pero si por el contrario, las hojas se ven rizadas y caedizas, entonces les falta luz.

Cuando la luz es escasa, las plantas buscan afanosamente una fuente de luz lo que provoca que los tallos se alarguen y tomen un color verde pálido.

Si colocas la planta cerca de una fuente de luz, poco a poco tomará su forma original. La poca intensidad de luz evita que las flores crezcan normalmente o incluso que ni broten.

TEMPERATURA

Es un factor muy importante y se necesita estar documentados al respecto para conocer qué temperatura es la adecuada para la planta que se adquirió.

Por ejemplo, las de origen tropical requieren en general una temperatura entre 20 y 24 grados centígrados para el día y entre 18 y 20 grados centígrados para la noche. D

Se debe cuidar que la planta no esté cerca de una fuente de calor o frío que provoque cambios bruscos en la temperatura, como un calentador o una ventana con corriente de aire; esto dañaría severamente su salud, ya que hay plantas sensibles que no resisten esos cambios súbitos.

Ahora que ya sabes la importancia de cubrir las necesidades de una planta ¡Cuida la salud y buen estado! Recuerda que una planta es fuente de vida.

 

 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros