Piénsalo dos veces antes de ser aval

Ser aval requiere asumir una responsabilidad que pone en riesgo tu propio patrimonio. Checa el artículo...

Piénsalo dos veces antes de ser aval

Terminas tu carrera profesional y por supuesto, estás apenas por iniciar tu patrimonio. Sin embargo, para comprar tu auto nuevo necesitas demostrar solvencia económica o títulos de propiedad y el único recurso disponible es pedir a tu papá que sea tu aval. Tu familia con gusto te apoya y confía en ti.

Pero ha pasado el tiempo y ya has formado un pequeño patrimonio y tu cuñado te pide que por favor le sirvas de aval para hacer una compra. Y a pesar que conoces muy bien a tu cuñado y confías en él, algunas personas te recomiendan que te niegues y que no te confíes mucho.

La realidad es esta, ser aval requiere asumir una responsabilidad que pone en riesgo tu propio patrimonio. Entonces, comienzas a dudar porque escuchas historias de personas que han perdido su patrimonio por haber sido aval de personas que no pudieron cumplir con el compromiso adquirido (puede deberse a que perdió el empleo o a una eventualidad que está fuera de su control).

¿Cuáles son los riesgos al firmar como aval?
Una vez que firmas como aval estás asumiendo la responsabilidad de liquidar el adeudo que contrae la persona que adquiere el compromiso (crédito automotriz, hipoteca, arrendamiento, etc.). Si esta persona deja de hacer sus pagos, automáticamente el acreedor acude a ti para que asumas la responsabilidad de los mismos y de los gastos que se hayan generado por el incumplimiento temporal (digamos, intereses moratorios).

Si como aval no cumples tampoco con los pagos, el acreedor tiene derecho a ejercer acción penal para que se liquide el adeudo y está en juego el patrimonio que hayas presentado como garantía en el contrato (tu casa, tu auto, etc.). En caso de que tuvieras que responder con tu patrimonio, también quedará asentado como antecedente en tu historial crediticio, lo que hará más complicado que pudieras adquirir en el futuro un financiamiento para ti.

¿Qué hacer cuando te piden que firmes como aval?
No estás exenta de que un familiar o amistad cercana te pidan este gran favor. En este caso, tienes que sopesar las circunstancias. ¿Para qué desean el crédito? ¿Para un auto, una ampliación de su casa o para un caso de vida o muerte? ¿Qué tanto perderás tú si tienes que responder como aval?

Necesitarás una larga conversación con la persona que te pide que firmes como aval. Debe conocer los riesgos que corres al ser aval. Debe quedar claro cuál es su solvencia y conocer si tienen una fuente de ingresos segura para cumplir con el compromiso. Si lo crees prudente, consulta a un abogado para conocer los riesgos reales. Si después de esta investigación no te sientes segura para ser aval, será mejor negarte. No temas que haya una enemistad; si esa persona te estima, tarde o temprano entenderá tu posición.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros