Conoce cómo elegir una batería de cocina

Para lucirte en la cocina y preparar los mejores platillos, necesitas las herramientas adecuadas. Un componente básico para cocinar es tu batería de cocina.

Conoce cómo elegir una batería de cocina

Para lucirte en la cocina y preparar los mejores platillos, necesitas las herramientas adecuadas. Un componente básico para cocinar es tu batería de cocina.

Por muchos años hemos conocido las baterías de peltre que con el tiempo se les empieza a caer el recubrimiento; también conocemos las baterías hechas de aluminio pero recientes estudios revelan que cocinar en aluminio directamente es perjudicial.

En cambio, el mercado ahora nos ofrece las prácticas baterías de cocina de acero que presentan mejores características como superficies antiadherentes, mejor distribución del calor, etc.

Existen materiales más tradicionales que se eligen por el exquisito sabor que adquieren los alimentos, como el hierro, cobre o barro; sin embargo, las baterías fabricadas en acero son más prácticas y de fácil mantenimiento para el estilo de vida moderno que llevamos. Dejemos esos materiales tradicionales para eventos de comida típica y fiestas planeadas con anticipación.

Un factor a tener en cuenta es el número de piezas para tu batería. Lo básico son cinco piezas: dos cazos, dos cazuelas con tapa y una olla grande. Según las necesidades de tu familia, puedes elegir baterías modestas o más completas. A partir de las siete piezas, los conjuntos más completos (hay de hasta 24 piezas) pueden incluir también sartenes, hervidores, escurridores, etc.

Es importante conocer el material con que se fabrica la batería de cocina. Actualmente se fabrican de acero, en especial, de acero inoxidable que las hace más resistentes y duraderas. También existen los aceros vitrificados que se utilizan en las baterías de cocina decoradas en colores.

Una característica importante en las piezas de la batería de cocina es que cuenten con un fondo “termodifusor”, el cual evita que el calor se concentre en el centro del recipiente para distribuirlo uniformemente y los alimentos se cocinen mejor y no se queme la porción en el centro.

El teflón y revestimientos antiadherentes son muy útiles para evitar que la comida se pegue en las paredes del recipiente, además que aceleran el tiempo de cocción. Estos revestimientos se rayan fácilmente y debes lavarlos con cuidado. Verifica si el fabricante sugiere o prohíbe el uso de lavavajillas.

Pon especial atención a las asas y tapas de las cacerolas. Estas deben estar fabricadas de un material y recubrimiento especiales que eviten que se calienten y provoquen quemaduras. Son muy prácticas las tapas transparentes que permiten vigilar la cocción de los alimentos sin necesidad de retirar la tapa.

Una vez que te decidas por tu batería, encuentra en tu cocina el área adecuada para almacenarla y evitar que se maltrate.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros