¡A consentir tus pies!

Embellece tus pies con una rutina muy sencilla y lúcelos

¡A consentir tus pies!

¡Al fin llegó el calorcito y la oportunidad de renovar nuestro guardarropa y calzado! Pero...¿Has pensado que tus pies han estado encerrados en zapatos, botas, medias y calcetas durante varios meses? Es tiempo de consentirlos.

Tus pies no sólo necesitan un esmalte de uñas y ya, necesitan hidratación, masaje y cuidados que los hagan lucir bellos y por lo tanto, saludables.

¿Qué hacer? La rutina adecuada para embellecer tus pies es muy fácil, toma nota:

  • Lava tus pies con agua fría y con jabón y frota tus uñas con un cepillo de cerdas suaves. Luego, enjuaga tus pies en agua tibia y los dejas sumergidos por algunos minutos.
     
  • Si tienes asperezas, frota con una piedra pómez. Como la piel está blanda, será más fácil eliminar las asperezas.
     
  • Seca perfectamente tus pies y entre los dedos. No debe quedar humedad alguna.
     
  • Si tienes esmalte ya viejo, retíralo con un algodón con removedor pero que no tenga acetona. Solo usa acetona en caso de que no se lograra retirar en el procedimiento anterior.
     
  • Aplica una loción hidratante para pies y masajea (siempre de los dedos hacia el tobillo), con mayor énfasis en las zonas que tienden a endurecerse y tornarse ásperas.
     
  • Corta las uñas de tus pies en línea recta y retoca las orillas con la lima. 
     
  • Aplica una crema para suavizar las cutículas y con el palito de naranjo, empújalas hacia atrás.
     
  • Coloca entre tus dedos las almohadillas especiales para pies o separa de alguna forma tus dedos con algodón.
     
  • Aplica la base del esmalte con tres pinceladas a lo largo, terminando en la punta; o bien aplica esmalte blanco en la punta de las uñas si se desea tipo "french". Deja secar. Aplica dos capas más, esperando a que la anterior se seque antes de la nueva aplicación. Si lo deseas, al final aplica brillo al esmalte.

Hay otros cuidados que deben llevarse a cabo para mantener tus pies sanos y bellos, tanto en época de calor como de frío. La hidratación es importante para evitar que la piel se endurezca y luego se agriete; las asperezas se pueden evitar aplicando cremas humectantes especiales para pies.

El sudor contribuye a la proliferación de bacterias, por lo que tus pies deben lavarse al menos una vez al día y lo mismo para el secado, no olvides lavar y secar bien entre los dedos de los pies. Existen cremas exfoliantes y pastillas efervescentes con aromas muy agradables que dejan tus pies suaves y frescos; usa estos productos con regularidad.

Ahora sí, estás lista para lucir esas sandalias de la temporada que tanto te gustaron.

 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros