¡Organiza tu refrigerador!

Checa estos criterios para aprovechar todas sus ventajas

¡Organiza tu refrigerador!

¿Te ha pasado que bebes un vaso de agua fría del refrigerador y tiene mal sabor? ¿O que apenas ayer abriste el bote de leche y ya se echó a perder? Si tu refrigerador funciona a la perfección, entonces quizá conviene que revises la forma en que acomodas los alimentos en tu refrigerador.

A continuación te compartimos algunos criterios que ayudarán a que aproveches mejor tu refrigerador y conserves mejor tus alimentos.

Temperatura adecuada
El frío ayuda a conservar los alimentos frescos y retrasa la aparición de la mayoría de los microorganismos nocivos. Aunque en verano debemos regular el termostato a menos grados que en invierno, la temperatura interior del aparato deberá oscilar entre los 0 y 5 grados.

La temperatura ideal es de 4 a 5 grados. Para mantener estos grados es aconsejable abrir la puerta sólo cuando sea necesario y cerrarla lo antes posible. Pon atención en cerrar bien los compartimientos, hay refrigeradores que si tienen los compartimientos interiores abiertos, provocan que la puerta no selle del todo.

Distribución de los alimentos
Pero para que los alimentos se mantengan sanos es importante, además de una temperatura adecuada y una buena calidad inicial del alimento, una correcta distribución en el refrigerador.

Existe un orden adecuado para acomodar los alimentos en el refrigerador que depende de la temperatura que se requiere y también de las características del alimento.

Congelador
El congelador siempre tiene una temperatura mucho más alta que la del área de refrigerador. Aquí es donde guardas los alimentos que deben almacenarse por muchos días o los que requieren altas temperaturas. Para evitar que se absorban los olores, utiliza los compartimentos del congelador para un solo tipo de alimento. Cada alimento debe estar en un recipiente sellado o en bolsitas.

Descongelar un mismo alimento varias veces no es recomendable porque se descompone con facilidad. Es más práctico que repartas los alimentos según la ración que destinarás para cierta ocasión; por ejemplo, si compraste una charola con 4 filetes de pescado y sólo utilizas dos filetes en un guiso, entonces divide la charola en dos partes y almacena cada ración en un recipiente o bolsa que selle bien.

Refrigerador
Ahora, la parte más fría del refrigerador es la que está junto al congelador; generalmente el congelador está en la parte superior del refrigerador, entonces el área debajo es la ideal para colocar los productos que requieren temperatura más baja

En los estantes del medio (4-5C) y en el de arriba (8C) se deben colocar los huevos, productos lácteos, sobras, embutidos, pasteles y todos aquellos productos que en su envase indique: "una vez abierto, consérvese en refrigeración".

Los estantes o compartimientos de abajo (hasta 10C) están pensados para guardar frutas y verduras, ya que con una temperatura más fría pueden dañarse (se “queman” por el frío).

Sabores y olores
La leche, los jugos, el agua deben conservarse aislados de alimentos que despiden olor, porque lo captan con facilidad.

Enfría los alimentos
Cuando introduces un recipiente con comida aún muy caliente al refrigerador, esto hace que se eleve la temperatura en el interior y existe el riesgo de contaminación y por consiguiente, el refrigerador no funciona eficazmente.

Tapar bien los alimentos
Envuelve o tapa siempre la comida para evitar que pierda sabor y frescura. De preferencia, usa recipientes de plástico transparente para que puedas ver qué hay en el interior; o tendrías que estar destapando cada recipiente para encontrar el queso que guardaste hace días.

Fecha de caducidad
No olvides que los alimentos sólo se mantiene frescos durante el tiempo que viene indicado en la etiqueta. Si un producto ya caducó, aún cuando esté congelado ya no servirá; más aún si ya fue abierto su empaque. Acomoda los alimentos recién comprados detrás de los que ya estaban en el refrigerador.

Descongelar
Si tu refrigerador es de los que crean escarcha, será necesario descongelar periódicamente. El hielo quita espacio e impide el buen funcionamiento. ¡No esperes a que se forme una capa gruesa de hielo en el congelador! Descongela cuando el refrigerador esté parcialmente vacío (cuando ya toca ir al supermercado nuevamente).

Limpieza
Limpia el refrigerador con regularidad. No uses detergentes fuertes porque se daña el material interior del aparato; utiliza un detergente suave o bicarbonato en agua y un paño húmedo. Coloca en el interior un desodorante para refrigerador o una caja de bicarbonato de sodio para absorber los olores.

Con estos cuidados también alargarás la vida de tu refrigerador.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros