Consejos al comprar las frutas de temporada

Antes de comprar, asegúrate de que conserven sus propiedades

Consejos al comprar las frutas de temporada

¿Te ha pasado que escoges una manzana y cuando lo partes te das cuenta que está magullada? ¿O un melón que está aún verde? ¿O una piña que tiene partes pasadas en su maduración?

Esto es común cada que acudimos al súper a comprar las frutas o las verduras. Es toda una aventura atinarle a una pieza que salga de buen sabor y esté en su punto para conseguir todos sus nutrientes.

Para que ya no te aventures, te damos algunas recomendaciones para elegir algunas frutas que llevarás a casa.

Fresas.

Evita las que tengan zonas decoloradas, porciones grumosas, de aspecto o tono apagado, y blandas. Elige las de color rojo intenso y brillante, carnosidad firme y rabillo verde sin marchitar. Eso sí, al llegar a casa no olvides lavarlas al chorro de agua y después desinfectarles perfectamente.

Guayabas.

Si las van a consumir de inmediato, entonces elige las de olor fragante, piel suave, color cremoso (no lustrosas) y que cedan a la suave presión del tacto. Pero si las piensas consumir después de varios días, mejor opta por comprar las de consistencia firme, pero no duras o totalmente verdes.

Selecciona las de tamaño mediano, evita las de cáscara rugosa o demasiado maduras y reblandecidas, incluso aquellas que tengan pequeños agujeros y áreas hundidas.

Mangos.

Evita los que estén muy blandos y arrugados, con grandes manchas negras en la cáscara o con zonas rosadas. Elije los que estén firmes (no duros) y que despidan su aroma característico; procurando consumirlos lo más pronto posible.

Manzanas.

Compra las de textura tersa, lustrosas y que no cedan al presionar suavemente. Evita aquellas que estén descoloridas, con carnosidad blanda y harinosa (o arenosa), de cáscara reseca y arrugada, con zonas de color café o con áreas húmedas y gomosas.

Melones.

Para los melones chinos (verdes) debes evitar comprar los de color amarillo acentuado o verde oscuro, los sumamente blandos o que tienen un olor ligero a alcohol o manchas de moho. Un melón está listo para consumirse cuando se siente blando al presionarse (pero no flojo o aguado).

Para los melones gota de miel, la forma más sencilla de saber cuando están en su punto es presionando el dedo pulgar sobre el extremo donde estuvo unido al tallo, si cede ligeramente, entonces el melón está maduro.

Este círculo debe estar limpio, seco, semihundido y que al rasparlo despida el aroma característico de la fruta. Evita los de color apagado o verdoso, con cáscara dura no aterciopelada o con grietas.

Piña.

Debe estar firme, con su olor característico y de color uniforme, sin manchas negras o cafés. Para saber si está maduro, basta con desprender de un tirón una de las hojas del centro de la corona, si ésta se arranca con facilidad, significa que la piña está en su punto para consumirse.

Si por el contrario cuesta trabajo desprenderla, entonces aún está verde y habrá que esperar a que madure. Solo recuerda que es una fruta que madura con rapidez fuera del refrigerador, sobre todo si se quitaron las hojas.

Sandía.

Evita las de corteza pálida. Si compras solo una parte de la fruta, asegúrate de que la carne sea roja, sin líneas blancas y semillas negras. Para saber si está madura, acércala a tu oído y golpéala con tus nudillos; si suena sordamente, como madera, está lista para comerse; pero si el sonido es hueco o metálico, todavía le falta madurar.

Papaya.

Si la vas a consumir días después de su compra, elije una de vetas amarillas; en caso de que tenga cáscara verde, es mejor que sea de tono claro.

Si la deseas madura para comer de inmediato, entonces elije una de consistencia blanda (no aguada), que ceda a la presión ligera con los dedos. Evita las que tienen heridas o cicatrices, y revisa que no tengan moho, insectos o larvas.

Naranjas.

Evita las de superficie áspera, este es un indicio de que la cáscara está gruesa y por ende el jugo será poco. No compres si tiene cáscara opaca y de color apagado, pues indica la pérdida de sabor.

Las naranjas se conservan mejor en un sitio templado, sin humedad, y además no necesitan refrigeración.

 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros