Tu piel durante el invierno

En esta época del año existen factores externos que dañan la piel, por lo que se debe tener una especial atención para lucir saludable.

Tu piel durante el invierno

Si en cualquier estación del año, tu piel requiere de ciertos cuidados y atención, en invierno es de gran importancia dedicarle aún más esa atención especial para combatir la deshidratación y resequedad que provocan los descensos de temperatura, el viento y el uso de agua caliente durante el baño.

¿Qué es recomendable hacer? ¿Cómo cuidar la piel? Sigue las siguientes recomendaciones para darle a tu piel la vitalidad que necesita durante esta época y así lucir muy saludable.

Protégete del sol
Aún en invierno sale el sol y los rayos solares UV son igual de dañinos en cualquier época del año. Aplica un filtro solar en el rostro o utiliza cosméticos que contengan una protección mínima de SPF 20. Si practicas algún deporte de invierno, recuerda incrementar las precauciones contra el sol.

Hidrata tu rostro
Como sabes, el frío intenso provoca resequedad y agrietamiento en la piel de tu rostro, es por ello que se recomienda aplicar cremas ricas en nutrientes que restablezcan los niveles de agua en la epidermis.

Procura evitar la aplicación de cosméticos excesivamente grasos para compensar esa sequedad en tu piel, ya que éstos sólo limitan su oxigenación y favorecen la aparición de impurezas.

Cuida la piel de tu cuerpo
A veces cuidamos la piel de las manos y rostro, pero nos olvidamos de las demás partes del cuerpo y que no son visibles. Éstas también deben cuidarse en esta época del año, que es cuando tiende a descamarse y resecarse aún más.

Una buena recomendación es darte un baño de vapor una vez por semana para activar la circulación, liberar toxinas y exfoliar la piel. Después del baño habitual, deberás aplicarte una crema hidratante para el cuerpo, y por la noche utiliza cremas que contengan mezclas con aceites esenciales.

Protege tus labios
Una de las zonas más sensibles a los cambios climáticos son los labios, esto debido a que no poseen glándulas sebáceas ni capa córnea. Durante el invierno tienden a resecarse, o como comúnmente se dice “cuartearse” “partirse”, provocando una incómoda sensación de rigidez.

Por ningún motivo pases la lengua sobre tus labios, pues cuando la saliva se evapora, esa resequedad aumenta y va formando una capa obscura. Aplica bálsamos cremosos, como la crema de cacao, enriquecidos con vitamina E.

Cuida tus manos
Las manos son una parte del cuerpo que fácilmente delatan la edad y la atención que se le tenga. Su delicada piel es hipersensible al frío y tiende a resecarse.

Para evitarlo, debes lavar con jabones suaves y aplicar crema humectante varias veces al día. Si el frío es excesivo, conviene usar guantes para protegerlas al salir a la calle.

 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros