Desayuna y mejora tu desempeño intelectual

¿Qué es lo que hace el desayuno en nuestro organismo que si no lo ingerimos nuestra capacidad mental es menor?

Desayuna y mejora tu desempeño intelectual

¿Sales de tu casa sin desayunar y esperas así rendir durante el día? Aunque no lo creas, aún cuando la comida sea abundante, tu rendimiento no será el mejor. Está demostrado que lo que ingerimos en el desayuno tiene que ver con el procesamiento de los recuerdos y con la forma en que manejamos la información compleja.

Estos estudios se han enfocado principalmente en el rendimiento de los niños en la escuela cuando se brincan el desayuno; su rendimiento es inferior al de los niños que han tomado algo en su desayuno. Lo mismo sucede en los jóvenes que se presentan a un examen sin haber desayunado; sus calificaciones son menores.

El desayuno aporta glucosa en la sangre, la cual activa un transmisor cerebral llamado acetilcolina; este neurotransmisor se asocia a la memoria. La vitamina B1 es la que se encarga de producir este neurotrasmisor acetilcolina; por lo tanto, nuestra dieta en el desayuno debe basarse en cereales (de preferencia integrales) que son los que contienen mayor proporción de esta vitamina.

Ahora bien, no se trata de ingerir cualquier glucosa para poner a funcionar nuestro cerebro. Las funciones que realiza el cerebro se basan en procesos químicos que requieren de ciertos elementos para su correcto desempeño; estas sustancias las obtiene precisamente de lo que comemos. Una dieta pobre en nutrientes, a largo plazo disminuye nuestra capacidad mental e incluso nuestro coeficiente intelectual puede disminuir. Es por esto, que una persona que sufrió desnutrición en su niñez, no presenta un buen desarrollo intelectual.

Un ejemplo es que la deficiencia del hierro en nuestro organismo tiene efectos negativos en la memoria; en el caso de los niños en desarrollo, la falta de hierro provoca trastornos en el aprendizaje y en su capacidad de atención. Las mujeres son las que generalmente presentan una deficiencia de hierro, por lo que debemos estar alertas y realizar estudios médicos regularmente para conocer nuestro estado de salud.

En el caso del yodo, si su nivel en nuestro organismo es bajo, se verá afectada nuestra capacidad de iniciativa y toma de decisiones. Para prevenir esto, debemos ingerir productos marinos, leche, huevo y sal yodada.

La cafeína funciona como un estimulante para nuestro sistema nervioso y nos permite estar más alertas para realizar nuestras actividades. También incrementa el proceso de la información en el cerebro. Claro que no hay que abusar del café para estimular nuestro intelecto; un abuso del café también provoca nerviosismo y puede tener efectos colaterales en nuestra salud.

Por último, la hidratación es básica para que nuestro cerebro funcione correctamente. El cerebro se compone en gran parte de agua y también la sangre necesita una baja densidad para poder transportar el oxígeno fácilmente a nuestro cerebro. No esperes a sentir sed para tomar agua, simplemente procura tener el hábito de tomar unos dos litros de agua al día y verás que tu organismo te lo agradecerá.

En conclusión, antes de desayunarnos un refresco de cola o un pan industrializado, pensemos que tarde o temprano nuestro rendimiento cerebral se irá deteriorando. El desayuno es la primer dosis de “combustible” para nuestro organismo; por lo tanto, haz que tu desayuno sea una fuente de nutrientes para que tu mente y tu cuerpo funcionen correctamente.

Comentarios

27/06/2008 10:18:02 a.m.

Como sugerencia sería conveniente agregar una tabla de alimentos recomendados para el desayuno, con esto complementaria el artículo y nos sería de mayor utilidad. Gracias.
AbigailLopez

27/06/2008 11:10:42 a.m.

Cierto creo que hicieron falta mencionar algunas opciones de desayuno sano
Arianna MariellaCruz

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros