¿Spa en casa?

Para consentirte, no necesitas gastar una fortuna

¿Spa en casa?

¿A qué mujer no le encanta la idea de pasarse todo un día en el spa? Recibir un masaje delicioso, exfoliarse y humectar la piel de todo el cuerpo, hacerse un facial. Pues sí, lamentablemente este tipo de tratamientos no se caracterizan por ser baratos, así que si fuéramos con la frecuencia que quisiéramos, nuestras carteras sufrirían mucho.

Pero no todo está perdido, chicas, nosotras mismas podemos darnos una sesión de belleza que pondría a temblar al mejor spa de la ciudad. ¿Quién mejor que tú para poner el máximo empeño en que el cuerpo se relaje y se embellezca? Así que, a partir de ahora, reserva una mañana del fin de semana para quedarte en casa a apapachar ese lindo cuerpo que tienes.

Sigue la rutina que aquí te sugerimos y convierte tu casa en un spa.

El lugar. Comencemos por el espacio físico en el que será llevada a cabo la sesión. Te recomendamos que elijas un área bien iluminada de tu casa. Puede ser la terraza, el jardín o una habitación con una ventana grande. Lo importante es que recibas la luz del sol que te llenará de energía. Procura que haya plantas alrededor y coloca una silla o sillón cómodo en la sombra fresca.

La ambientación. Es importantísimo que pongas música tranquila, de preferencia instrumental. Debes estimular todos los sentidos, también el del oído, puedes inclinarte por los discos que tienen sonidos naturales como el del mar o la selva, o bien música clásica o la que más te guste a ti, pero que te relaje.

Una vez que ya te acomodaste comencemos:

Primer tratamiento: Facial
Pon a hervir agua en una vasija grande, agrega la manzanilla para dar un mejor efecto. Lava tu cara con una loción limpiadora, recuerda que el jabón de barra no es recomendable para el cutis, por lo que conviene que inviertas en un producto especial para la limpieza de tu rostro.

Acerca tu cara a la vasija con agua hirviendo y tapa tu cabeza con la toalla para que no se escape el vapor. Mantente a una distancia razonable para que la vaporización sea cómoda. Permanece así 10 minutos o hasta que el agua se enfríe.

Aprovecha que tus poros se han abierto y libérate de los puntos negros apretando suavemente con las yemas de tus dedos hasta extraerlos. Ahora es momento del exfoliante, si no tienes este producto entre tus cosméticos puedes mezclar azúcar con tu crema limpiadora y listo. Aplícate el exfoliante con las puntas de los dedos y en movimientos circulares siguiendo las líneas de los músculos y siempre hacia arriba. Lávate bien y sentirás cómo tu piel está suavecita.

Aplica la mascarilla que mejor vaya con tu tipo de piel. Si aún no sabes cuál es la que más te conviene, es importante que te dirijas a alguna tienda para que una vendedora te guíe en la compra del producto que más le sirve a tu cutis. Deja la mascarilla entre 10 y 15 minutos y después lava con abundante agua. Finalmente cubre tu rostro con una crema humectante.

Segundo tratamiento: Masaje
A continuación te explicaremos cómo hacerte un masaje en la parte baja de tu cuerpo, desde tus pies hasta tus glúteos.

Primero hay que deslizar una mano por debajo del pie y otra por encima hasta llegar al tobillo. Alrededor del tobillo hacemos movimientos circulares con los dedos.

Repitiendo esta técnica vamos subiendo por la pantorrilla hasta llegar a la rodilla, la cual deberás masajear dibujando círculos alrededor de ella. Ahora deslizando tus manos sube hasta la ingle, donde deberás presionar suavemente. Continúa masajeando por la zona externa del muslo, subiendo hasta la cadera, procurando que tu mano esté bien abierta para que de una mejor estimulación.

Ahora cierra tu puño y con los nudillos date un masaje en los glúteos haciendo círculos grandes y luego pequeños, alternadamente. Abre la mano y apoya la palma en tu glúteo, masajeándolo circularmente.

Tercer tratamiento: Exfoliación
Ha llegado el momento de consentir todo tu cuerpo. Como tendrás que cubrirte de exfoliante, te recomendamos que este tratamiento lo hagas en tu cuarto de baño. Ve poniendo el exfoliante en tu pecho, espalda, caderas y piernas haciendo un masaje con movimientos circulares.

En el área de los muslos y los glúteos desliza tus manos enérgicamente y hacia arriba. Después toma un baño con agua tibia. Sécate bien y ponte una crema humectante. Te recomendamos que aproveches y utilices una crema anticelulitis en las áreas más propensas a padecer la piel de naranja: las caderas, el abdomen y los brazos.

 

Comentarios

14/04/2008 7:40:15 p.m.

claro es muy padre hacer un spa en la casa de vez en cuando yo en lo personal me gusta exfoliarme mi cuerpo con miel y azucar y hago una mascarilla hidratante y aclaradora, le pongo avena, miel, leche y limon y queda muy rica esto se puede hacer una ves al mes
Brenda IvetteVelarde

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros