Primeros auxilios para las plantas

El secreto para mantener a las plantas con vida es reconocer que las está matando y solucionarlo rápido. ¡Así que no las dejes morir!

Primeros auxilios para las plantas

Este checklist te ayuda a reconocer esos síntomas y cómo aplicar un remedio antes de que sea demasiado tarde.

Agua de menos

Si una planta ya está seca, lo primero hay que retirar todas las hojas, flores y tallos marchitos o secos y los que estén amarillentos deben cortarse, así se favorece el crecimiento de nuevos brotes.

Después de hacer esto, lo primordial es regar muy bien para restablecer el nivel de humedad, pero como la tierra está muy reseca, si se echa el agua directamente lo más probable es que se escape casi toda sin llegar a mojar las raíces.
En este caso es mejor sumergir la maceta completa en una cubeta o en el fregadero con agua y dejar que vaya absorbiéndola poco a poco hasta que esté bien empapada.

Después hay que pasarla la planta a su lugar habitual y esperar unos días para ver que se empieza a recuperar, no te desesperes, en algunas plantas el proceso es más rápido que en otras. Durante este tiempo debes de estar al pendiente de cualquier plaga.
Si todo resulto bien, al cabo de unos días tu planta comenzará a dar brotes nuevos y en poco tiempo podrás volver a contemplarla tan verde y frondosa como la tenías.
Ahora bien, si vas a salir de vacaciones, no querrás regresar y encontrar a tu planta toda seca o moribunda.

Agua de más

Si notas que has puesto agua de más y no ha sido absorbida, deberás eliminar el excedente y dejar que la tierra se seque hasta un día. Después aplica muy poco agua para que tu planta siga viva.

Ten en cuenta que la mayoría de las plantas son capaces de sobrevivir por períodos cortos, digamos una semana. El caso es regarlas lo suficiente antes de salir y asegurar un buen lugar para que reciba la luz, más no el sol directo ya que se secaría la tierra demasiado rápido.

Otra opción para que las plantas no mueras es dejarlas dentro de la tina de baño y regarlas. Pero deberás dejarlas tapadas con una bolsa de plástico transparente. Con esto lograrás dejarlas en buenas condiciones por un poco más de dos semanas.
Mucho mejor resulta si dejas instalada una luz fluorescente conectada a un temporizados para que se mantenga encendida durante 12 horas cada día.

La maceta justa
Así como tú no te comprarías unos jeans súper grandes, no compres una súper maceta para una planta pequeña.
Una planta se siente a gusto en la maceta correcta, pero con suficiente espacio para su crecimiento de raíces y que pueda soportar el peso de sus hojas y tallos.

La tierra adecuada
Si vas a hacer el cambio de maceta, deberás hacer el cambio de tierra. Es decir, utilizar tierra fresca y no reciclada, cómprala en los lugares especializados como los viveros, no simple tierra de tu jardín.

Primordial, la luz
Las plantas tienden a quemarse si están sobreexpuestas a la luz del sol. Hay algunas plantas que les gusta la luz indirecta a otras muy directa, pregunta bien en donde las compras qué es lo más recomendable.
Si notas un cambio de color de verde a café o amarillo, significa que tu planta se está quemando, así que elimina las hojas que ya no sirvan y cambia el método de iluminación, Sobre todo no las expongas más de 12 horas a la luz.

Por último recuerda que las plantas prefieren un clima frío, pero sin exagerar. Así que durante el invierno si en tu ciudad no sale mucho el sol, puedes optar por dejarlas a la intemperie.

Comentarios

12/10/2008 4:20:53 p.m.

tengo plantas dentro de la casa, y tambiem un bambu. gracias por los consejos
natividadnotario

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros