¡Bye bye várices!

Unos sencillos cambios a tu estilo de vida pueden ser muy beneficiosos si es que sufres de várices. Lo básico es evitar estar sentada o de pie por períodos prolongados y debes caminar con frecuencia. ¡Ahora si, despídete de la várices!

¡Bye bye várices!

Las venas varicosas por lo general aparecen en las piernas como venas dilatadas cerca de la superficie de la piel, y pueden verse de color azulado. Las venas varicosas avanzadas pueden provocar hinchazón de los tobillos y las piernas o úlceras en la piel.

¿Cuáles son los síntomas de las várices?

 

  • Pesadez y calambres en las piernas.
  • Cansancio frecuente.
  • Picores y fuertes dolores.
  • Hinchazón de tobillos y pies.
  • Las venas de las piernas comienzan a agrandarse, lo que puede notarse a simple vista bajo la piel.
  • Los tobillos y pantorrillas toman un color grisáceo.
  • Se podrían presentar úlceras en la piel de los tobillos.

Factores de riesgo de tener várices

  • Familiar: Tener abuelos, padres o hermanos con várices. Entre más miembros de la familia sufran, mayor es la posibilidad de heredarlas. 
  • Ser mujer: Las hormonas femeninas juegan un papel importante en la dilatación de las venas.
  • Hormonas: Utilizar anticonceptivos o la ingesta de hormonas.
  • Labores de pie: Entre más horas se permanezca de pie, más presión aguantan las venas cerca de los tobillos.
  • Embarazos: Aumentan la cantidad de sangre que tienen que manejar las venas y el feto comprime durante largos meses las venas de la pelvis impidiendo una buena circulación.

Si eres propensa a las várices o si ya las tienes

  • Evite estar mucho tiempo parada o sentada. Si su trabajo o la vida que llevas es pasiva, procure en ratos flexionar piernas y tobillos frecuentemente, levantarte y hacer algo de caminata.
  • Al final del día, eleva las piernas unos centímetros por encima del nivel del corazón.
  • Al aplicarte crema en las piernas o al bañarte, masajea en sentido ascendente, desde los tobillos hacia los muslos ejerciendo una presión ligera.
  • Realiza ejercicios que favorezcan la circulación como:
    • Estando de pie, ponerte de puntillas varias veces durante algunos segundos.
    • Acostada boca arriba con las piernas en alto, realizar movimientos de pedaleo.
    • Acostada o sentada con las piernas extendidas y elevadas por encima de la cadera, flexionar y extender los dedos de los pies.
    • Caminar o hacer bicicleta con zapatos cómodos.
    • Práctica natación.
  • Evitar las fuentes de calor, sobre todo las directas sobre las piernas.
  • Refrescar las piernas con baños de agua fría.
  • Cuida tu alimentación y evita el estreñimiento así como subir de peso en exceso.

Siempre y cuando el médico lo autorice, puedes utilizar medias compresivas, que proporcionan alivio inmediato, ya que comprimen las venas. Las medias están diseñadas de forma que la máxima compresión se da alrededor de los tobillos y pantorrillas. Además pueden estar indicadas en el embarazo.

Por lo general, las várices no ponen en riesgo la seguridad de la paciente. Pero pueden afectar la calidad de vida por las molestias cuando aparece una úlcera.

¿Sabías que…?
Las várices deben ser tratadas por médicos profesionales con el título de Cirujano Vascular.
Él es quien puede hacer una extirpación quirúrgica de la vena, terapia con láser y escleroterapia, en la que se inyecta en las venas una solución química que la hace cerrarse.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros