La tentación de comprar por televisión

Ves en la televisión esa crema maravillosa que te quitará las arrugas y lucirás como Chuchita Pérez. ¡Wow, es tu oportunidad de lucir bella!

La tentación de comprar por televisión

Pero recuerda que a Chuchita le pagaron mucho dinero para que dijera que con la crema rejuveneció 10 años, es decir para dar credibilidad al mensaje. Luego te enteras en las revistas de chismes que Chuchita se hizo cirugía estética (suponiendo que es actriz famosa). ¿Entonces?

Bueno, los infomerciales son anuncios publicitarios diseñados para que la gente compre, compre y compre.
De hecho están dirigidos a gente de casa, es decir las mujeres, porque todo compramos ¿o no?. Pero aguas, estos anuncios por lo regular los pasan a altas horas de la noche donde nos pescan medio dormidos y nos quedamos con la idea que el producto que anuncian es lo máximo, es más hasta ¡soñamos con el producto!

Por lo regular te toparás con anuncios dirigidos exactamente para ti, como por ejemplo, productos de cocina, productos de limpieza, aparatos de ejercicio y para perder peso, productos de belleza, idiomas. No caigas en la tentación tan fácil. ¡Resiste!

¿Convienen? Bueno tal vez el producto no sea tan malo, pero te harán un coco-wash para que te quedes con la idea de que es más que excelente y de que lo necesitas. Ese es exactamente el fin de estos infomerciales.

Escucharás frases gancho como:
“Pero espero, eso no es todo…”
“Por tan solo 6 fáciles pagos, el producto puede ser suyo…”
“Si no está satisfecho, le devolvemos su dinero”
“No tiene nada que perder”
“Y si llama en los próximos 30 minutos…”
“Además llévese absolutamente gratis un…”
“Usted no lo conseguirá en tiendas…”

Supongo que te suenan conocidas esas frases, y es cuando decimos “esa crema vale la pena, además la pago cómodamente y me regalan un kit de viaje”.
De nuevo ¡cuidado!, fíjate muy bien.  Los productos son novedosos, pero tarde que temprano salen productos equivalentes por mucho menos de la mitad del precio y lo consigues en cualquier tienda. Ojo no hemos dicho productos piratas, sino equivalentes.

Por ejemplo, el Nicer Dicer, para cortar alimentos rápidamente, ya tiene sus variantes, y lo consigues en el súper, o cátalogo de productos. Su precio, la mitad.
El extractor de Jugos Power Juicer, de un precio excesivo, lo consigues en Estados Unidos por la mitad de su precio en la versión original, en México encuentras extractores similares en potencia y características por 1/3 de su precio original, por ejemplo de la marca Oster o Moulinex.
La mesa Table Mate, de múltiples posiciones, por TV cuesta mucho, pero puedes conseguir un equivalente por mucho menos.
La lista puede ser interminable, a lo que vamos es que debes de esperar un poco y verás que encuentras el mismo producto por mucho menos, o bien un equivalente.

Tips para antes de comprar

  • Piensa que pronto ese producto lo encontrarás por menos costo en tiendas o catálogos.
  • Aunque un costo te suene atractivo, súmale el costo de envío.
  • Asegúrate que la “tienda” sea de confianza, es decir que cuente con domicilio físico y teléfono de contacto.
  • Si un producto sale defectuoso, ¿cómo harías válida la garantía? ¿Pagarías tú el envío?
  • Investiga quién ha usado ese producto, hay sitios de Internet que dan referencias sobre productos comprados por televisión (busca en Google de EUA), o bien un familiar o amigo.
  • Considera si realmente necesitas ese producto o bien puedes vivir sin él.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros