Lavavajillas, ¿lujo o necesidad?

Hoy en día con la vida tan ajetreada que llevamos, no tenemos tiempo para nada, ni para lavar los platos. ¿Has pensado en adquirir una máquina lava platos?

Lavavajillas, ¿lujo o necesidad?

Contrario a lo que mucha gente piensa, usar una lavavajillas a la larga es más económico. La tecnología de hoy en día permite el ahorro eficiente de agua, energía, detergentes y por supuesto de tu tiempo.
Si lavaras los platos a mano con agua caliente puede ser hasta un 60 por ciento más caro que con una lavavajillas a carga completa. Se estima que una familia puede invertir hasta 200 horas al año en lavar platos, ¡imagínate!

Ok, vas a comprar una máquina de estas, debes de fijarte en las características adecuadas para ti y para tu familia. No compres la primera que veas, tienes que revisar varias cosas, entre ellas el espacio dónde la vas a poner, por lo que checa bien las medidas en tu cocina.
Las hay empotrables para cocinas integrales, de piso y hasta minis para familias pequeñas.

Recuerda que debes de pensar a futuro, de nada te serviría tener una mini máquina si piensas tener 3 hijos, o bien si eres una persona muy social con fiestas muy seguidas.

Para un proceso de lavado, primero debes de quitar el exceso de comida, sobre todo los resiudos secos. Pero hoy en día incluso hay máquinas potentes que te evitan fregar antes.
O bien puedes hacer una carga de trastes y correr un ciclo corto de “pre lavado”, así evitas que la comida se quede pegada. Luego (tal vez otro día) llenas toda la máquina y corres el ciclo completo de lavado.

Las lavavajillas por lo regular tienen 2 ó 3 repisas donde acomodar todo, además del espacio destinado a los cubiertos.
Procura que los trastes más sucios, como sartenes, vayan en la parte de abajo, ya que el chorro de agua es más potente en esa área; arriba puedes poner vasos, tazas, artículos delicados y “tuppers”.

Consejos de uso

  • Utiliza detergentes especiales para lavavajillas
  • Al acomodar cubiertos, intenta que no queden pegados unos con otros, sobre todo las palas y cucharones para cocinar.
  • Revisa el depósito de abrillantador (por lo regular se rellena después de determinado tiempo)
  • Si no la utilizas en mucho tiempo, deja la puerta un poco abierta para que se ventile y evitar malos olores
  • Checa si tu máquina cuenta con filtro de residuos de comida, y en su caso límpialo. Algunas tienen triturador de alimentos integrado.

Ahora ya lo sabes, una lavavajillas te facilita la tediosa labor diaria de lavar los platos. Así puedes dedicar tu tiempo a otras actividades.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros