No gastes tanto al utilizar tu aire acondicionado

En verano con la llegada del calor, estos aparatos son obligatorios, pero... no alteres tu bolsillo.

No gastes tanto al utilizar tu aire acondicionado

Los sistemas aire acondicionado son, sin duda, la fórmula más eficaz y cómoda de controlar la temperatura del hogar.
Para lograr un eficiente rendimiento es conveniente seguir algunos puntos:

  • Cuando compres un aparato de aire acondicionado, elije el adecuado para sus necesidades y el más eficiente. Mide tu recámara y compra la capacidad correcta. De nada te sirve comprar uno con menos capacidad y que no enfriará la habitación.
  • Instala toldos y cierre las persianas, reducirás el efecto calorífico del sol en el interior de tu hogar.
  • Aísla los techos y muros expuestos al sol; esta medida puede representar un ahorro de hasta un 30 en el consumo de aire acondicionado.
  • Es muy efectivo utilizar vidrios polarizados o películas reflectoras que reducen la transmisión de calor. Esta medida proporciona ahorros del 25 en el consumo de aire acondicionado.
  • En verano, si es posible, ventila con el aire de la mañana que suele ser más fresco.
  • Instala cierres automáticos en las puertas y mantén cerradas las ventanas para reducir, la entrada de aire caliente durante el día.
  • El mini split te sirve para una habitación, en cambio los multi split permiten regular la temperatura en cada habitación. Los climas de ventana (el típico) deberá contar con certificación de ahorro de energía.
  • La parte exterior del acondicionador (el condensador) debe estar instalada en un ambiente con buena circulación de aire y, si es posible, protegida de los rayos del sol.
  • Si tienes un equipo individual de aire acondicionado para todo un departamento, aísla los conductos de distribución de aire.
  • Limpia al menos 3 veces al año los filtros del aparato. Checa el instructivo para realizar esta operación.
  • Instala el termostato lo más lejos posible de las fuentes de calor, como el sol, lámparas, aparatos, etc.
  • Procura no regular el termostato por debajo de 24º C. No es muy cómodo y harás un gasto de energía innecesario. Por cada grado inferior el consumo aumenta entre un 4 y un 8 .
  • Si la temperatura exterior es menor de 24º C, es preferible abrir las ventanas que prender el acondicionador.
  • Cuando salgas de una habitación climatizada apaga el aparato, o bien lee tu instructivo para utilizar el temporizador, es decir que se prenda y apague a determinadas horas del día.

Con estos sencillos tips, tu recibo de electricidad no se verá tan afectado, ¡haz la prueba!


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros