Consejos de ahorro y seguridad del gas natural

Sigue estos sencillos consejos para que tu recibo de gas no salga por las nubes.

Consejos de ahorro y seguridad del gas natural

  • Verifica que las uniones entre la tubería de gas y los aparatos se encuentren en óptimas condiciones y con las abrazaderas que sujetan la tubería a la pared bien apretadas.
  • Si tus aparatos de gas están conectados con manguera de hule, procura sustituirla por un tubo flexible metálico de cobre (coflex) que es de larga duración y no corren riesgos de desprenderse o deteriorarse dando lugar a una fuga de gas.
  • Puedes forrar con material aislante las tuberías de agua caliente que están fuera de la vivienda.
  • Si no vas a usar un aparato, cierra su llave de paso.
  • Si vas a estar ausente de tu vivienda varios días, cierra la válvula general de la misma. Las válvulas de paso del gas deben de estar cerradas cuando no se utilicen.
  • El gas natural no se congela, no tapes tu medidor de gas. Si tapas tu medidor, puede ocasionar que los operadores no puedan tomar la lectura correctamente, reflejándose en tu recibo.
  • Revisa periódicamente el estado de los aparatos de gas y su instalación. La normativa exige que lo haga el usuario, al menos, una vez cada 5 años.
  • No olvides que cualquier cambio o modificación de la instalación de gas debe ser revisada por una empresa que certifique la hermeticidad de la misma.

    Si dudas del estado de tu instalación puedes hacer una prueba:
  • Cierra las perrillas de todos los aparatos de gas y mira el número que marca tu medidor.
  • Espera 15 minutos y vuelve a mirar el medidor.
  • Si el número ha variado, cierra la válvula de paso y avisa a una empresa verificadora para que revise la instalación.
  • Si los recipientes de cocina, el calentador de ambiente o el boiler se tiznan por el humo de la llama, significa que la combustión no está siendo buena. Si esto sucede, llama al servicio técnico y no lo uses hasta que haya sido reparado.
  • La llama de los aparatos de gas debe de ser estable (no oscilar), y tienes que tener un color azul intenso.
  • Los quemadores han de continuar funcionando aunque los ponga al mínimo.
  • Es importante mantener ventilando el lugar donde haya aparatos de gas, de tal forma que no se acumulen los gases de la combustión.

    En invierno
  • Cuando tengas en funcionamiento el calentador, no dejes totalmente abiertas las puertas ni las ventanas. Apágalo cuando te vayas a dormir.
  • No utilices la estufa para calentar la casa. Si se utiliza como tal, el consumo puede ser muy alto y existen riesgos para tu salud.

    Al cocinar
  • Cuando termines de cocinar asegúrate que las perillas de la estufa estén bien cerradas.
  • Regula la llama de la hornilla de manera que no se salga de la base del recipiente.
  • Evita las corrientes de aire o derrames de líquido por ebullición sobre las hornillas, ya que pueden apagar la flama y causar una fuga de gas.
  • Si la flama ennegrece los recipientes, revisa tu aparato de gas; puede tener una mala combustión.
  • Tapa las cacerolas: la cocción será más rápida.
  • Comprueba que las perrillas de la cocina estén bien cerradas al acabar de utilizarla.

El gas natural no tiene color ni olor pero tu seguridad, se le agregan odorizantes químicos con un olor muy peculiar, a fin de que pueda ser detectado fácilmente en casos de fuga.

¿Qué hacer si huele a gas?

  • Cierra de inmediato la llave de paso
  • Ventila el local
  • No enciendas el fuego
  • No oprimas timbres ni interruptores eléctricos
  • Avisa de inmediato a la compañía de gas

Fuente: Gas Natural México


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros