Visualizando un cuerpo sano

Te preguntarás que ¿qué tiene que ver la visualización con la salud de tu cuerpo? Entérate...

Visualizando un cuerpo sano

¿Acaso si te pones a pensar que estás sano, realmente puedes evitar enfermarte? Aunque no lo creas, nuestra mente tiene una influencia muy grande en el estado físico de nuestro cuerpo.

No podrás negar que somos sugestionables. Si es invierno y alguien en la oficina se enferma de catarro, ya te estás empezando a sentir los efectos del catarro tú también. ¿Por qué? Pues porque toda tu vida ha tenido la idea que invierno equivale a catarro y a contagio.
Si te dicen que comer mucho de tal cosa te va a causar ciertos síntomas, lo más seguro es que los llegues a sentir, aún cuando sea solo un mito. Es innumerable la lista de situaciones en las que nuestra mente nos engaña y el cuerpo que es tan obediente, recibe órdenes indiscriminadas de tu mente de que es hora de enfermarse por que lo crees así.

Algunos síntomas de enfermedad son indirectos, como el caso del estrés. Puedes sentirte mal de muchas formas diferentes y no darte cuenta que el origen es por el estrés que estás viviendo en cierto período. El estrés es un caso clásico de cómo la mente afecta tu salud, ya que lo primero que sucede es que tu sistema inmunológico se debilita y eres vulnerable a cualquier enfermedad.

Está demostrado en muchos estudios que nuestra mente puede engañarnos hasta extremos que no imaginamos. Habrás escuchado sobre los placebos en los que los pacientes que forman parte de un estudio médico, toman medicamentos que realmente son pastillas de dulce; estos pacientes llegan a reportar mejoría solo porque creen que están tomando un medicamento que los está curando.

También es conocida la historia de Patch Adams, en la que los pacientes (sobretodo niños) presentan notable mejoría simplemente porque ríen más a menudo durante el período de su enfermedad. No por nada existe una terapia de la risa conocida como “risoterapia”.

Bien, y ¿todo eso qué? ¿Hasta dónde puede uno evitar enfermarse por causa de la mente y la sugestión? En algunos casos tus síntomas son de una enfermedad real y si se presentan los síntomas, haz caso a tu cuerpo y acude al médico. Pero vayamos a los momentos en los que estás saludable y te sientes bien. Simplemente, mantente en ese estado de que estás bien. En tu mente, que no exista la posibilidad de enfermarte porque tienes salud, porque te alimentas bien, porque haces ejercicio, porque tu sistema inmunológico funciona perfectamente, etc.

Si de antemano te estás preocupando de que no has comido bien y te dolerá la cabeza más tarde, si te enfriaste y entonces te resfriarás, si tomaste mucho café y eso te causará tal cosa, etc., te estás sintonizando en el polo “negativo”. ¿Qué hacer? Polarízate a positivo. Destierra todos esos miedos a enfermarte, porque lo único que logras es que tu cuerpo reciba señales de “te vas a enfermar”. Tu cerebro es capaz de enviar señales a cada célula de tu cuerpo y si te empecinas a imaginar enfermedades, tu cuerpo comenzará a sentir los síntomas, aún cuando ni siquiera estés enfermo.

Haz la prueba. Un día levántate y que tu pensamiento constante sea el que te sientes “bien”, que tienes energías, que tu cuerpo se siente sensacional... piensa así durante todo el día. Si te acostumbras a polarizar tu pensamiento en positivo, tu cuerpo recibirá constantemente las señales de salud y automáticamente será menos invulnerable a los achaques a los que ya te habías acostumbrado.

Recuerda también: “mente sana en cuerpo sano”. Tener un cuerpo sano hace que tu mente funcione mejor, así que rompe el círculo vicioso en el que has caído que el cuerpo no se hizo para enfermarse. O ¿hay otra explicación para que la fauna y las tribus y grupos étnicos aislados rara vez se enfermen? Tu salud está en tus manos y sobretodo, en tu mente.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros