¿Remodelar o casa nueva?

¿Ha llegado el momento en que tu hogar más que remodelarse, se está llenando de

¿Remodelar o casa nueva?

Poco a poco, tu familia y tus necesidades de espacio han ido creciendo a la par. Tu nidito de amor ha sufrido algunas modificaciones para poder adaptarse a este crecimiento.

Veamos, ya te has desaparecido muebles superfluos que sólo quitan espacio, has instalado anaqueles y repisas en todos los espacios disponibles para convertirlas en áreas de almacenamiento, has convertido tu jardín en un patio de cemento para que se pueda aprovechar como una “sala de estar” en el exterior, has conseguido todos los aditamentos y muebles montables y desmontables para aprovechar cualquier espacio. ¿Ya no queda otra solución mas que ampliar de nuevo la casa?

¿Será que es hora de buscar una casa más grande? Solo de pensarlo se te ponen los pelos de punta, pero si las circunstancias obligan a ello, pues no hay más remedio.

Quizá no te has dado cuenta que cada vez que agregas o tumbas una pared o construyes una habitación adicional o agrandas la lavandería, estás invirtiendo mucho más que lo que cuesta comprar una casa nueva. Por otra parte, ya has aprovechado todos los espacios posibles y ya no hay más área para crecer, a menos que quieras construir un tercer piso y convertir tu hogar en un condominio vertical.

Toma en cuenta que las ampliaciones que ha sufrido tu casa son personalizadas a tus necesidades y no precisamente es un diseño arquitectónico estándar. Lo que te queremos decir es que el día que quieras vender tu casa, las modificaciones hechas quizá no encajen con la idea o expectativas del comprador. Así que quizá es el momento de detener las remodelaciones e invertir en una nueva propiedad.

Más vale que los cambios que has hecho a tu casa o los que piensas hacer se basen en la asesoría de un arquitecto o diseñador, porque como te explicamos, una casa “parchada” pierde mucho su valor y la estética que la hace más atractiva a futuros compradores.

Ahora, tu casa debe crecer armoniosamente. De nada sirve adaptar nuevas habitaciones, si la cocina o los baños están en malas condiciones; las instalaciones de tubería podrían arruinar no solo la casa principal, sino todas las construcciones nuevas en tu casa.

Esta es una decisión que deberás tomar en familia; sólo recuerda que las soluciones a veces se presentan en opciones que no habíamos considerado y en tu caso, ampliar la casa indefinidamente no será la solución a largo plazo y sólo lograrás que el valor de tu casa se deteriore por adecuaciones “forzadas”.

Pero no te ahogues en un vaso de agua. Asesórate e investiga las facilidades que existen para adquirir una nueva propiedad; quizá encuentres una opción mucho mejor.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros