Garbanzos: más variedad a tus recetas

Si te pidieran que prepararas un platillo de garbanzos, ¿tendrías idea de cómo cocinarlos?

Garbanzos: más variedad a tus recetas

La realidad es que este es un alimento que rara vez cocinamos en casa y sólo los probamos en casa de las abuelitas o en restaurantes que ofrecen buffet. Sin embargo, el garbanzo es un alimento muy completo y además, económico que conviene incluir en nuestro recetario.

El garbanzo es una legumbre y por su consistencia dura, se debe poner a remojar alrededor de doce horas antes de cocinarlo. El remojo debe ser en suficiente agua templada (casi fresca) y deberás agregar un poco de sal. Posteriormente, lavas los garbanzos en abundante agua para eliminar el olor que se produce durante el remojo.

Para cocinar los garbanzos, utiliza el agua en el que antes se han cocido las verduras o carne, según el platillo. El hervor del caldo debe ser continuo y el calor un poco más alto que para las legumbres. Si durante la cocción hace falta más agua, agrega agua ya hirviendo para que no se interrumpa la cocción del garbanzo.

El garbanzo tarda más tiempo en cocerse que las verduras, por lo que te recomendamos que retires las verduras del caldo en caso de que los garbanzos aún requieran de más tiempo de cocción.

Los condimentos ideales para sazonar los garbanzos son el estragón, la salvia, el comino, el eneldo, el cilantro y el tomillo.

Si deseas preparar los garbanzos con anterioridad, puedes hacer lo siguiente: pon a remojar los garbanzos por doce horas; luego, escurre el agua muy bien y coloca los garbanzos en una bolsa plástica que luego almacenarás en el congelador. De esta forma, tendrás los garbanzos listos para cocinar aún cuando no hayas tenido la precaución de remojarlos previamente. El sabor y textura no varían y tampoco se endurece el garbanzo durante el congelamiento.

Los garbanzos se presentan de muchas formas. Por ejemplo, puedes preparar o comprar los germinados de garbanzo que son exquisitos para comer en ensaladas o en sopa y además, son muy nutritivos. Puedes cocinar sopas, presentarlos como guarnición (mezclado con tomate, cebolla, espinaca, etc.) y una variedad común en oriente, es preparar un puré de garbanzo que es de alto valor nutritivo. Otra presentación muy práctica es la harina de garbanzo que puedes usar para preparar sopas o tortitas con sabor a garbanzo, ideal para los niños.

El garbanzo contiene buena dosis de hierro, proteínas y fibra, lo que lo convierte en un alimento altamente energético y es adecuado para personas en desarrollo (jóvenes) o personas que realizan trabajos físicos extenuantes. Gran auxiliar en anemias y para complemento dietético de deportistas.

Comentarios

9/04/2008 3:40:40 p.m.

es muy importante dar a conocer todas estas leguminosas, ke la verdad hacen mucha falta para una sana alimentación, para las chicas embarazadas, y llevar una vida sana.
Laura EstherQuintanilla

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros