Facilitando la labor de la cocina

Checa los consejos clave que quizá alguna vez escuchaste pero no les diste la importancia debida.

Facilitando la labor de la cocina

Algunas veces, por más que nos esmeramos, nuestra labor en la cocina no es la de una cocinera experta y más terrible es cuando tenemos invitados a comer. Y no entendemos qué es lo que nos falta por saber si nos encanta leer las recetas y ver los programas de televisión con consejos para la cocina.

A continuación vamos a enlistar algunos consejos clave que quizá alguna vez escuchaste pero no les diste la importancia debida; sea como sea, toma nota y no los pases por alto:

  • Antes de la preparación de cualquier platillo, revisa bien la receta...no confíes tanto en tu memoria y asegúrate de tener a la mano todos los ingredientes y de ser posible, prepara con anticipación la cantidad específica de cada uno.
  • Utiliza los ingredientes más frescos para tus recetas. Además, usa los ingredientes de calidad, aún cuando la marca genérica del supermercado se vea de buen precio, mejor apégate al ingrediente que siempre has usado o el sabor de tu platillo variará con seguridad. Revisa con frecuencia tu alacena y deshazte de condimentos y productos que ya requieran renovarse, no vaya a ser que a mitad de la preparación de un platillo te veas obligada a usar un condimento que ya se puso duro como piedra.
  • Nuevamente, antes de preparar un platillo especial, lee bien la receta por si es necesario remojar, preparar o marinar algunos ingredientes desde el día anterior. Si te brincas uno de esos pasos, tu platillo para nada tendrá el sabor esperado.
  • Para el caso que tengas invitados y exista la posibilidad que lleguen invitados de más, considera un platillo adicional o raciones adicionales para “salvar la noche”. Sería muy difícil poder repartir piezas exactas de pollo entre invitados.
  • Para lograr que los platillos calientes no se enfríen antes de tiempo, calienta la vajilla en el horno o coloca los platos sobre una olla con agua hirviendo para que se conserve caliente la comida por más tiempo; de igual modo, si se trata de un postre frío, coloca la vajilla en el refrigerador por una hora antes de servir.
  • Si vas a cocinar pasta, asegúrate de que el tiempo de cocción sea el que indican las instrucciones del fabricante en el paquete. Entonces, una vez lista la pasta, cuélala y la pasas a otro recipiente con hielos para detener la cocción; si no usarás la pasta en ese momento sino más tarde, entonces agrega un poco de aceite de oliva y la guardas tapada en el refrigerador.
  • Para cocer las verduras, deberás colocarlas en el agua ya hirviendo (igual que se hace con la pasta). Cuando estén “crujientes”, sácalas del agua hirviendo y las colocas en un recipiente con agua y hielos para detener la cocción y que el color se vuelva más intenso (zanahorias más anaranjadas, brócoli más verde, etc.) Luego, puedes aplicar un poco de mantequilla y calentar las verduras con un fuego muy suave.
  • Para preparar panes o pasteles, asegúrate que la superficie de trabajo esté muy limpia y desinfectada. Si vas a refrigerar la pasta, almacénala en un recipiente hermético para que no absorba olores del refrigerador.

Ser cocinera y anfitriona perfecta requiere de un continuo aprendizaje, así que no te desanimes y toma tu recetario y ponte a practicar.

 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros