La dicha de cocinar para tu familia

Retoma las viejas tradiciones y convierte el arte de cocinar en una actividad placentera...

La dicha de cocinar para tu familia

Aún en la época de nuestros papás, la cocina era el lugar de reunión familiar. Era común que toda la familia tuviera la oportunidad de comer al mediodía juntos, incluso entre semana. Pero en los tiempos modernos, las distancias y los itinerarios apretados nos han obligado a desfasar los horarios de la comida familiar; y por lo tanto, hemos hecho que la labor de cocinar se convierta en una actividad práctica en la que mientras menos tiempo le dediquemos... mejor.

Cocinar no sólo es batallar pelando zanahorias y llorar al picar la cebolla; cocinar puede convertirse en un pasatiempo en el que podamos descubrir nuevos sabores, combinaciones y platillos.

La cocina no tiene límites; el único límite es nuestra imaginación. Claro que no debemos abusar de las combinaciones y experimentos que den como resultado platillos indigestos; debemos tender a lo natural, aprovechar lo que nos da la naturaleza para dar originalidad y buen sabor a los platillos. Recuerda cómo lucen los platillos gourmet, ni siquiera llenan el plato. La sencillez también aplica a la buena cocina. Y el principal ingrediente será el amor que dediques a la preparación de cada platillo.

Para poder disfrutar de esta actividad, también necesitarás el ambiente adecuado. Una cocina agradable, iluminada y que cuente con el espacio y utensilios necesarios para poder desarrollar nuestra creatividad culinaria. Evita tener distracciones como la televisión. El objetivo es poder concentrarte en las recetas y los ingredientes y dedicarte exclusivamente a eso; ¿de qué manera podrías poner atención y cariño a un platillo si estás pensando en los problemas o recibos por pagar?

¿Y qué beneficios nos proporciona el cocinar con esmero y amor? Veamos las siguientes ventajas:
* Cocinar nos hace interesarnos por los alimentos, sus propiedades, su sabor...Nos motiva a buscar una buena alimentación.
* Cocinar se convierte en una actividad que requiere de nuestra atención, por lo tanto, nos sirve como terapia para olvidarnos de problemas y asuntos que nos agobian. Y como el resultado siempre será positivo, cocinar nos ayuda a sentirnos mejor.
* Estimula nuestros sentidos. Cómo hemos olvidado todas las sensaciones que podemos percibir con la comida. La cocina se convierte en un laboratorio que nos obliga a utilizar nuestros cinco sentidos para lograr buenos resultados.
* Te vuelves más creativa.
* Es un aprendizaje que requiere paciencia y disciplina, ya que no siempre lograremos que un platillo resulte tan sabroso como se suponía.
* Cocinar para nuestra familia es una demostración de afecto para ellos.

Pero no te compliques la vida. Poco a poco lograrás tener la habilidad para ser una experta cocinera; ahora sólo ocúpate de crear un ambiente agradable en tu cocina,


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros