¿Sabes cuáles son tus zonas erógenas?

Todos tenemos partes en nuestro cuerpo que son más sensibles y que disfrutamos que sean acariciadas por nuestra pareja. Estas son las zonas erógenas de nuestro cuerpo.

¿Sabes cuáles son tus zonas erógenas?

Es ahí donde tenemos mayor cantidad de terminaciones nerviosas, presentando mayor sensibilidad cuando se estimulan de forma adecuada.

Se puede decir que existen las “zonas erógenas primarias” que son las partes del cuerpo más sensibles o erógenas y que responden con mayor facilidad a una estimulación. Las “zonas erógenas secundarias” responden también a la estimulación pero en menor grado. Aunque sabiendo estimular correctamente a la pareja, se puede considerar que todo el cuerpo es una zona erógena. Cada persona presenta zonas erógenas diferentes, es por eso la importancia de la comunicación con tu pareja, ya que necesitas ir descubriendo en qué partes de su cuerpo sienten más placer en respuesta a tus caricias. De igual forma, debes conocer tu cuerpo y comunicarle a tu pareja en qué partes deseas ser estimulado.

Para una relación íntima más excitante, es conveniente iniciar la estimulación en las zonas erógenas de cada uno en la pareja. Hacerlo de forma desesperada o tosca puede provocar resultados contrarios a lo que deseamos. Necesitan ambos estar relajados y receptivos a las caricias, masajes y besos de la pareja, concentrándose en el placer que sienten en cada parte de su cuerpo. Una buena sesión previa de caricias garantizará mayor excitación en la relación sexual.

Las zonas erógenas tanto para el hombre como la mujer son: el cabello (acariciar el cuero cabelludo o el cabello largo), las sienes, los párpados, el lóbulo y parte trasera de la oreja, los labios, el cuello, la nuca, los hombros, el pecho, los pezones, los brazos (sobretodo en las axilas y la parte interna del antebrazo), las manos (que puedes estimular usando la punta de la lengua), la espalda (a los lados de la columna vertebral), el vientre (alrededor del ombligo en el caso de las mujeres y entre el ombligo y el pubis en el caso de los hombres), las ingles (especialmente en los hombres), los muslos, las nalgas, el ano (tanto para el hombre como para la mujer), el perineo (entre los órganos genitales y el ano) y los pies.

Para las mujeres, sus zonas erógenas son: clítoris, que es la parte más sensible sexualmente en la mujer y la vagina.

Los hombres, tienen sus zonas erógenas en: testículos, el pene (zona más sensible para el hombre) y la próstata (punto G masculino). En el pene, hay dos zonas especialmente sensibles que son el glande (o cabeza) y el frenillo (o punto V).

Hacemos énfasis en que cada persona tiene zonas erógenas específicas y no siempre puede agradarle a tu pareja alguna caricia en la que te enfoques. Descubran poco a poco qué parte del cuerpo disfrutan que se acaricie para lograr una sensación más placentera y excitante.

Comentarios

22/11/2004 6:34:46 a.m.

muy buen articulo
ed

26/06/2009 10:20:29 p.m.

EsTe ArTiCuLo eStA BuEnIxImO0 :)
NallelyGutierrez

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros