Humecta tu piel para que luzca saludable

Elige una crema humectante que se adapte a las necesidades de tu piel, y que no sea demasiado grasosa...

Humecta tu piel para que luzca saludable

Tanta variedad de cremas humectantes que se anuncian en la televisión y en las revistas; pero nosotras sólo sabemos que tenemos que humectar nuestra piel. El problema es saber qué tipo de humectante es el más adecuado para nosotras.

La variedad que existe actualmente de cremas humectantes es muy grande; no es lo mismo que hace unos 30 años que con tener el cutis limpio y aplicar cualquier crema era suficiente.

Se han desarrollado tantos productos con diversos usos y beneficios que es necesario contar con la asesoría de un experto para conocer que tipo de humectantes son los que necesita nuestra piel.

Antes, las pruebas de laboratorio establecían que los efectos de un humectante no duraban más de cuatro horas en la piel. Sin embargo, se ha logrado crear un efecto más duradero y de mejores resultados al utilizar diversas formulaciones que pueden aplicarse por capas; esto quiere decir que podemos utilizar diversos tipos de humectantes, uno encima del otro y cada uno con una función específica.

Durante el día se recomienda utilizar un humectante tipo aerosol, formulado con NAPCA (un poderoso humectante), que es un ingrediente muy potente y se fabrica en forma líquida. Este humectante es aconsejable como el primer humectante para la piel seca, sobre el cual se pueden aplicar otras capas de humectante y al final un filtro solar con un factor arriba de 30.

De igual forma, este humectante tan potente también se puede emplear como el único humectante para pieles grasas por su bajo contenido grasoso y porque no obstruye los poros. Los productos que contengan el NAPCA como ingrediente se recomiendan para las épocas del año en el que la piel se siente más seca por la mayor exposición a los rayos ultravioletas.

Existen también humectantes en forma de suero que se formulan con liposomas o en una base gelatinosa con una gran concentración de agua, que se pueden usar con otros humectantes a base de antioxidantes o vitaminas.

Para el cutis reseco, puedes aplicar los humectantes por capas empezando por un humectante en atomizador, luego uno en forma de gel y finalmente uno a base de crema. No olvides el protector solar al final. De este modo, estás proporcionando a tu piel frescura y suavidad.

Es importante mantener humectada el área de los ojos con cremas diseñadas para ese fin; el área de los ojos contiene menos tejido adiposo por lo que los humectantes para el resto del cutis son demasiado cremosos.

Para que un humectante penetre adecuadamente en tu piel, es conveniente aplicar previamente en tu cutis un producto a base de ácido glicólico o láctico (existe una solución lechosa muy conocida), el cual ayuda a eliminar las células muertas y la humedad de adhiere mejor a la piel.

No obstante, no importa si seleccionas un humectante en forma de crema, gel o aerosol, lo que es más importante es saber escoger uno que se adapte a las necesidades de humedad de tu piel, que no sea demasiado graso y que contenga el nivel de PH indicado.

Comentarios

7/04/2014 4:14:30 p.m.

Hola! Esos consejos son muy útiles para cuidarse la piel, yo aplico varios, para eso estoy hidratando mi piel con cremas a base de karité y aceite de jojoba del sistema de renovación de la piel de Monsia que me mantiene radiante!
carmenru23

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros