Cuida y conserva sano tu cabello

Con tantos tratamientos y cambios de imagen a veces no nos percatamos que nuestro cabello necesita un descanso...

Cuida y conserva sano tu cabello

Con tantos tratamientos y cambios de imagen a veces no nos percatamos que nuestro cabello necesita un descanso. Pero para que nuestro cabello se vuelva más resistente, también podemos aplicar ciertos cuidados como los que mencionamos a continuación:

CUIDADOS DIARIOS
• Para desenredar tu cabello, hazlo con un peine de dientes gruesos; si se enreda con facilidad, péinalo por mechones.
• Cuando utilices la secadora de cabello, recuerda hacerlo a unos diez centímetros de distancia y a la menor temperatura posible.
• La tensión nerviosa, el estrés y la depresión se reflejan a veces en la pérdida del cabello; en estos casos, te aconsejamos que visites a un especialista.
• El ejercicio físico y los masajes estimulan la circulación hasta en el cuero cabelludo, proporcionando salud y vitalidad al cabello.
•  Si tu cabello es claro, necesita una protección intensiva contra los rayos del sol, protégelo con sombreros, pañoletas o una loción permeable.
• Masajea tu cabello diez minutos al día con los dedos o con un cepillo de cerdas naturales. Este masaje estimula la circulación del cuero cabelludo y es un buen método para prevenir la calvicie.
• No utilices demasiada agua caliente al aplicar el champú disuelto en agua; basta con que frotes y masajees suavemente, sin presionar demasiado. Haz énfasis en las áreas del cuero cabelludo sin olvidar las puntas del cabello.
• Es importante enjuagar correctamente el cabello para que no queden residuos del champú y tu cabello luzca limpio y con brillo. No olvides que un chorro de agua fría es excelente para cerrar los poros del cuero cabelludo y evitar así la caída de cabello. • Al secar el cabello, no lo frotes con la toalla; es mejor presionarlo un poco para quitarle el exceso de humedad.

BAJO EL SOL
• Antes de exponerse al sol, aplica en tu cabello un poco acondicionador y péinalo muy bien con un peine de dientes gruesos para que quede totalmente desenredado.
• Si tu cabello está reseco por causa del sol o el contacto con el agua saldada de mar o el agua clorada de la piscina, reduce el detergente en tu champú diluyéndolo en agua en la proporción siguiente: dos tapitas de champú por media taza de agua.
• Para eliminar los residuos de sal o cloro, añade al agua del enjuague una cucharadita de vinagre blanco, el cual limpiará y dará más brillo y vitalidad a tu cabello.
• Para equilibrar el pH de tu cabello después de la playa y la alberca: lava tu cabello, aplícale yogurt por unos minutos y enjuágalo vigorosamente.

LA ALIMENTACIÓN
La forma en que te alimentas influye directamente en todo tu organismo, afectando o ayudando a mantener en buen estado cada uno de tus órganos. Lo mismo aplica con el cabello. En el cuidado del cabello desempeñan un rol importante las grasas insaturadas, ya que cuidan la salud de las glándulas sebáceas, encargadas de lubricar el cuero cabelludo y humectar la piel. Además, las vitaminas son sustancias vitalizadoras que contribuyen al crecimiento del cabello. Es por todo esto, que debes cuidar tu alimentación para lograr un cabello sano y brillante.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros