1 Año

1 Año

Desarrollo de tu bebe

¿Qué rápido ha pasado el tiempo, o no? ¡Ya está a punto de cumplir su primer año de vida!

Alrededor de este mes, podrías observar que tu pequeño intenta andar hacia atrás. Demuéstrale cómo se hace practicando, primero, con un juguete de arrastre (un gusano, un tren, etc.) Dale la cuerda y anímalo a que tire de ella para desplazar el juguete hacia atrás. Andar hacia atrás es un movimiento complejo que suele completar su desarrollo entre los 17 y 19 meses.

Empezarán a producirse cambios decisivos en el desarrollo del comportamiento social de tu pequeño. La calidad de la relación niño-cuidador es de vital importancia para su adaptación y valoración de su mundo social. Los padres que cuidan a sus pequeños con calidez y solicitud y que también están bien adaptados al entorno, haciendo gala de una buena dosis de flexibilidad, suelen proporcionarles el mejor apoyo en sus primeras interacciones.

A esta edad tu bebé empezará a imitar acciones que antes le resultaban desconocidas. También podrá imitar los comportamientos de otra persona cuando están relacionadas con partes del cuerpo que tu pequeño es incapaz de ver en el suyo, como por ejemplo la acción de darse palmaditas en la cabeza o tocarse una oreja.

A medida que vayas conociendo mejor a tu pequeño, empezarás a analizarlo en busca de tus respectivas contribuciones genéticas. La progresión de su desarrollo (motor-cognitivo o posterior-anterior), así como algunos rasgos específicos de su temperamento o tendencias de su personalidad (nivel de actividad, sociabilidad, adaptabilidad, capacidad para tranquilizarse, etc.) y determinados hábitos (chuparse el pulgar, adoptar algún objeto protector, etc,) pueden tener influencias genéticas.
 
Después de su primer año, tu pequeño actuará con más conocimiento. En esta etapa está aprendiendo a desarrollar su pensamiento, además de hablar, para poder comunicar lo que piensa. Aunque lo que más le gustará a tu pequeño será estar en compañía, ya habrá aprendido a quedarse de vez en cuando solito.
 
 
Sabias que….
 
  • No es aconsejable que sobornes a tu pequeño con comida para que adopte un determinado comportamiento. Cuando la comida se convierte en una recompensa, no comerá porque tenga apetito y necesite alimentarse, sino porque asociará la comida con “hacer las cosas bien”. Eso abre la posibilidad de que coma una cantidad excesiva de alimentos inadecuados y desarrolle unos hábitos alimenticios que propicien la obesidad y la mala salud.
  • Al llegar al año de edad, tu pequeño puede empezar a comprender algunas órdenes verbales simples (por ejemplo: “dámelo”).
  • Tu pequeño ya distingue lo que está bien y lo que está mal. En su interior se empieza a desarrollar una rudimentaria forma de conciencia

     

Comentarios

19/10/2011 4:17:47 p.m.

Checate esto Amors
nanch

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Artículos Relacionados

Foros