¡Papá en apuros!

¿Tu pareja salió y te toca cuidar del bebé? Sigue los consejos

¡Papá en apuros!

Eres papá primerizo y tu esposa te pide que te hagas cargo de tu pequeño por unas horas. Con una mezcla de orgullo e inquietud, te dispones a afrontar la primera vez a solas con tu bebé.

En muchas ocasiones, has observado a tu pareja cuidando al bebé, pero sabes que es diferente a que seas tú quien le cambie de pañal o le dé su leche. ¡No temas! si bien es cierto que es importante que tengas práctica en lo referente a las técnicas básicas de la puericultura, no es menos cierto que dejarse guiar por el instinto puede ser de gran ayuda.

El cambio de pañal paso a paso
¿Sabías que las estadísticas dicen que sólo 18 de cada 100 papás cambian el pañal a sus hijos con regularidad? ¿Será que esta operación resulta tan complicada?, pues no hay nada que temer porque no es así. 

En primer lugar, es necesario que tengas a la mano todo lo necesario para el cambio: un pañal limpio, toallitas húmedas (o agua y algodón cuando son intolerantes a las toallitas), una crema protectora para prevenir rozaduras, y pos i se requiere, una muda de ropita del bebé.

Y ahora practica cómo se hace: acuesta a tu pequeño sobre el cambiador y quítale la ropa. Retira el pañal sucio y limpia al bebé con un algodón mojado o bien con una toallita húmeda, realizando el movimiento desde la parte anterior de los genitales hacia el ano, con el fin de evitar posibles infecciones.

Si usas agua, prepara una palangana junto al cambiador y utiliza una esponja suave para eliminar la suciedad. Sécalo presionando suavemente con una toalla y comprueba el estado de la piel. Si está enrojecida, aplícale un poco de crema protectora, sujetándolo por los tobillos con una mano y elevándole las piernas.

Toma el pañal limpio y colócaselo debajo de las pompis, manteniendo las piernas de tu pequeño elevadas. Límpiale los restos de crema en el interior del pañal y ciérralo con las cintas adhesivas correspondientes. La holgura adecuada es la que permite que introduzcas tu dedo índice entre su pancita y el pañal.

No olvides crear una atmósfera agradable durante el cambio. Intenta hablarle a tu pequeño todo el tiempo de forma dulce y cuéntale qué es lo que estás haciendo. Una buena idea podría ser la de poner música relajante de fondo.

La hora de su comida, ¡a preparar el biberón!

  • Si tu bebé se alimenta con leche materna, pero tu esposa no ha regresado para la toma, seguramente ha dejado un biberón listo.
  • Si ya toma leche de fórmula, pídele a tu pareja que te dé las cantidades exactas de agua y leche que hay que darle. Puede dejarte el biberón con agua listo y la leche separada, así solamente la mezclarías cuando le toque su toma.
  • Antes de dárselo, lávate bien las manos y comprueba la temperatura de la leche vertiendo unas gotas sobre tu muñeca, debe estar tibia. Para entibiar puedes usar un calentador eléctrico para biberón o a baño maría.

Los trucos para que eructe
Los bebés se sienten mejor si consiguen expulsar el aire que ha tragado durante la toma. ¿Qué debes hacer?

Cárgalo y apóyalo sobre tu pecho, con la espalda recta y su cabecita escansando en tu hombro. Con tu mano libre, dale un masaje en la espalda, e intenta separar lentamente el brazo que lo sujeta hacia el exterior, desplazando ligeramente hacia fuera sus pompis. De este modo, su estómago se relaja y se facilita la expulsión de aire.

El momento del baño
Si te quedas a solas con tu pequeño por la noche, una buena ocasión para aumentar la confianza entre tú y tu bebé es el momento del baño. También en este caso, el secreto consiste en prepararse con anticipación. 

  • La temperatura del agua debe estar entre los 36 y 38 grados.
  • Sumerge a tu pequeño en el agua gradualmente, hablándole con un tono tranquilizador.
  • Sujétalo firmemente, apoyando en su espalda y su cabeza sobre tu antebrazo. Con la mano que te queda libre, podrás lavarle el tórax, las piernas y la cara. A continuación podrás darle la vuelta, apoyándolo delicadamente sobre tu brazo y limpiarle la espalda y las pompis.
  • Después del baño, envuélvelo en una toalla, y espera unos segundos antes de destaparlo y vestirlo. La temperatura externa debe ser de alrededor de los 22 grados.

¡Ánimo papá! Será divertido

 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros