¿Tu pequeño tiene fiebre alta y manchitas?

Infórmate sobre algunas causas

¿Tu pequeño tiene fiebre alta y manchitas?

¡Cuidado puede ser roseola!

 

Ésta aparece durante los 2 primeros años y se manifiesta con fiebre alta. Por ello, es motivo de preocupación para los padres. Aquí te diremos algunos consejos del pediatra para tratar la enfermedad.

Si el bebé tiene fiebre alta durante 3 días, y ésta desaparece de repente, para dar paso a una erupción cutánea. Son los síntomas de la Roseola, enfermedad prococada por los Herpes virus del tipo VI y VII.
• Se trata de una infección contagiosa que afecta, sobre todo, a niños de entre 6 meses y 2 años de edad. Los virus penetran en el organismo a través de las mucosas de las vías respiratorias, a menudo transportados en las microscópicas gotitas de saliva emitidas por un portador sano, a través de la tos, los estornudos o, simplemente, al hablar cerca del pequeño.
• Debes tener presente que casi todos los adultos son portadores sanos; por ello, la responsable del contagio puedes ser tú misma, pues eres la persona que tiene más contacto con tu bebé.
• Hasta los 6 meses, tu pequeño está protegido por los anticuerpos transmitidos por la placenta. Después, estos anticuerpos son eliminados progresivamente del organismo de tu pequeño, que se vuelve más susceptible a las infecciones. Por este motivo, la Roseola afecta a los niños de entre 6 meses y 2 años.
• Una vez contraída, la enfermedad no asegura una inmunidad permanente, porque está causada por 2 virus. Por lo tanto, es posible contraerla 2 veces.
• La incubación dura, en general, unos 10 días.

Conoce las fases de la enfermedad
• El primer indicio de la infección será la fiebre elevada, que puede llegar a los 39-40º C.
• Después de 3 ó 4 días, la fiebre desaparecerá y aparecerán algunas manchitas de color rosa pálido, del tamaño aproximado de una lenteja. Al principio, aparecen en el tronco y debajo del cuello, para después extenderse a la cara y a los pliegues de los brazos y de las piernas.
• La erupción durará un par de días y no provoca comezón, por lo que el pequeño no se encontrará molesto. Un elemento característico de este exantema es que, en el transcurso de pocas horas, se puede extender de una parte a otra del cuerpo.
• A menudo, durante la etapa de la fiebre, la garganta se enrojece, y los ganglios linfáticos situados en la zona de la mandíbula y de la nuca se inflaman.
• No existe un tratamiento específico para atacar a los virus, por lo que la única medida útil consiste en tratar la fiebre. La Roseola afecta a los pequeños en un momento de su vida en el que están muy predispuestos a sufrir convulsiones febriles. Aunque esta enfermedad no suele tener complicaciones, debes de mantener la fiebre bajo control con el tratamiento antitérmico adecuado, para que evites las convulsiones.


Toma nota de lo que debes saber acerca de las convulsiones febriles
• Son más frecuentes durante los 3 primeros años de vida.
• Se presentan en pequeños predispuestos, aunque la temperatura no sea muy elevada, sobre todo cuando el ascenso es muy brusco, como sucede en el caso de la Roseola.
• Afectan a ambos lados del cuerpo y consisten en la repentina contracción y relajación de los músculos.
• En general, pueden durar de unos pocos segundos a unos cinco minutos o algo más.
• Después de la primera crisis convulsiva, se aconseja que lleves a tu pequeño al pediatra o algún centro de urgencias, para excluir la presencia de otras enfermedades.
• Tras un episodio de convulsiones, es posible que se produzca una recidiva, por lo que, cada vez que el pequeño tenga fiebre, será necesario actuar con un tratamiento preventivo para disminuir el riesgo de convulsión.
 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros