Sesión de masaje para tu bebé

Bríndale a tu hijo mimos a través de un masaje

Sesión de masaje para tu bebé

Casi todas las mamás primerizas se sienten nerviosas cuando cargan a su bebé, y más aún su piensan en darle un masaje, pero hacerlo es beneficioso para la mente, el cuerpo y el espíritu, y agradable para ambos.

No tienes que ser masajista profesional para brindarle este tipo de mimos a tu bebé, sólo es una manera concentrada de estar en contacto con él, y hay muchas variantes.

A los pequeños les fascina que los carguen y toquen; además, diversas investigaciones han demostrado que los nacidos prematuramente, si son masajeados durante 5 minutos diarios, suben de peso, lloran menos y se les da de alta más rápido. Inclusive se señala que los bebés que han recibido masajes con regularidad poseen un coeficiente intelectual superior al de los que no recibieron ese trato.

El masaje relaja, alivia cólicos e insomnio; estimula el funcionamiento adecuado de los sistemas digestivo, respiratorio, linfático e inmune, propicia el sueño y la ingesta de comida, así como una buena postura y desarrollo físico. Y lo más importante: fomenta que los padres se vinculen con su hijo.

Puedes usar sólo un aceite vehículo, sin embargo, los beneficios de la aromaterapia son innegables. Aprovecha el masaje y los aceites esenciales derivados de plantas para mantener la salud física y emocional de tu pequeño.

Cada aceite produce efectos determinados, por ejemplo, el té de árbol es un antibiótico natural. Asimismo, comparte propiedades con otros, lo que resulta una sinergia o fusión de beneficios.

Para lograr este propósito se vierten unas gotas de un aceite esencial en uno vehículo – como el de almendra, parra, jojoba o aguacate prensado en frío. Toma en cuenta que los aceites esenciales sin diluir o las soluciones para adultos son demasiado fuertes para tu bebé.

Antes de darle un masaje a tu pequeño, asegúrate de que la solución esté bien diluida (máximo dos gotas de aceite esencial por 10 ml de aceite vehículo). El efecto será casi inmediato, ya que las moléculas de estas sustancias son tan ínfimas que son absorbidas muy fácil por la piel.

El aroma induce una reacción neuroquímica, ya que estimula el bulbo olfativo que va de la nariz al cerebro, la lavanda o la manzanilla, por su parte, provocan la liberación de serotonina, que es relajante.

El masaje con aromaterapia es una vía maravillosa, especialmente para los padres que desean acercarse a su bebé. Algunos se emplean para estimular la autoestima y reducir la rivalidad y la agresión. Son muy buenos los de manzanilla con lavanda, cuyo efecto es calmante.

Un remedio para el catarro es la mezcla de aceites de té de árbol, eucalipto y lavanda que desbloquea la respiración. Además, una solución antiespasmódica hecha con aceite de mandarina, manzanilla y lavanda es ideal para ponérsela a tu bebé en la barriguita. Por otra parte, el limón, la lavanda y el té de árbol tienen cualidades antisépticas y son útiles para pequeños que empiezan a caminar y que se cortan y raspan con frecuencia, o para curar las rozaduras provocadas por los pañales.

Consejos para empezar

  • Usa únicamente un aceite vehículo, como el de almendra, si tu bebé pesa menos de 3 kg o es menor de seis meses. Introduce aceites esenciales conforme crezca.
  • Antes de iniciar la sesión, asegúrate de que la habitación y tus manos estén tibias y tu bebé se sienta a gusto. El mejor momento es después del baño y antes de acostarlo, aunque no siempre se presenta la oportunidad.
  • Quítate las pulseras y anillos que puedan lastimarlo.
  • Verifica que no haya corrientes de aire.
  • Vierte un poco de aceite en una de tus palmas y frótate ambas manos para calentarlo. No sientas temor, relájate y actúa espontáneamente.
  • Abstente si estás tensa, porque tu bebé lo detectará. Mientras trabajas, visualiza que los buenos sentimientos fluyan a través de tus manos y que usas distintos colores que beneficiarán a tu bebé – rojo para transmitirle amor, blanco para protegerlo, verde para sanarlo, azul para calmarlo si es hiperactivo.
  • Aplica presión lenta y suave, pero firme, y haz contacto constante en el área máxima de la superficie; no uses sólo las yemas de los dedos.
  • Evita tocar los ojos y los genitales de tu bebé.

Guía para consentirlo
Helen During, experta en masajes con aromaterapia, te recomienda:

Cabeza y cara.- masajea suavemente la parte superior de su cabeza, evitando tocar las fontanelas. Usa tu dedo pulgar para hacer movimientos circulares sobre su rostro. Masajea los bordes y lóbulos de las orejas.

Manos y brazos.- con presión firme, pasa tus manos (formando un hueco en las palmas) sobre el brazo de tu bebé, una después de la otra. Usa tu pulgar ejerciendo un poco de presión para ascender desde su muñeca, y después para moverlo en círculos sobre su palma. Completa la serie masajeando y jalando con delicadeza cada dedo.

Pecho.- ahueca tus manos y deslízalas sobre sus hombros apretando suavemente. Continúa hacia abajo por los costados de su pecho hacia la pelvis. Dirígete hacia el centro de su pecho y repite el movimiento.

Barriguita.- con tus dedos rectos, haz círculos en dirección de las manecillas del reloj sobre su pancita. Amplia los círculos en el mismo sentido. Esto ayudará a que su intestino expulse los gases. Si tu bebé padece cólicos, frota la planta de sus pies.

Piernas.- en estas extremidades, emplea la misma técnica que se aplica con las manos y en los brazos. Recorre suavemente tus pulgares por las plantas de sus pies. Un alivio delicioso: frota tu pulgar en el centro del arco hacia la base de sus dedos, y después hacia el talón.

Espalda.- masajea con suavidad haciendo círculos pequeños en cada uno de los lados a partir de la columna, yendo desde el cuello hacia abajo. A continuación sube y dirígete a los costados del tronco. Repite la operación más de dos veces. Masajea con firmeza sobre la espalda baja. Ten cuidado de no tocar la columna.

Pompis.- masajea firmemente con los dedos. Luego recórrelos con suavidad y firmeza usando tus manos ahuecadas, hacia abajo por las piernas.

Termina la sesión pasando despacio tus manos por todo el cuerpo de tu bebé.
 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros