¿Qué es el cordón umbilical?

El corte del cordón constituye una etapa fundamental para el bebé que se separa de su mamá.

¿Qué es el cordón umbilical?

Durante nueve meses tu bebé ha crecido dentro de ti, formando parte de tu cuerpo. Cuando llega el momento de nacer, durante algunos instantes, todavía se mantienen unidos por el fino canal que le ha proporcionado oxígeno y alimento durante el embarazo, nos referimos al: cordón umbilical.

El corte de éste, constituye una etapa fundamental en el desarrollo de tu bebé, pues se convierte en un individuo autónomo, capaz de respirar y alimentarse solo.

En pocos minutos, se producen grandes cambios en su organismo. Para ti, representa un acto cargado de significado, que pone fin a una experiencia y da inicio a una nueva e importante etapa de tu vida.

¿Qué es y para qué sirve?

El cordón umbilical o funículo, es un canal de 50 a 60 cm de largo y de 15 a 20 mm de ancho, que conecta el vientre de tu bebé con la placenta. Por su interior, sumergido en una sustancia gelatinosa protectora, por el pasan tres vasos sanguíneos: una vena gruesa y dos arterias más finas.

La vena umbilical transporta la sangre rica en oxígeno y diversas sustancias nutritivas desde la placenta al bebé, mientras que la sangre pobre en oxígeno regresa a la placenta a través de las dos arterias.

Durante la gestación, tu bebé no utiliza sus pulmones, pues se mantienen vacíos e inmóviles. Pasando a través de la vena umbilical, y después a través de las venas de tu bebé, la sangre oxigenada por tus pulmones llega al atrio derecho del corazón de tu bebé.

Desde allí, pasa al atrio izquierdo, a través de una apretura que, cuando nazca, se cerrará espontáneamente, y que se llama foramen oval. Desde el atrio izquierdo, la sangre desciende al ventrículo izquierdo y se bombea para que entre en circulación en el organismo del bebé.

Desde la periferia del organismo, la sangre pobre de oxigeno y rica en sustancias de deshecho vuelve al corazón, entrando en el ventrículo derecho, que la impulsa hacia los pulmones.

Sin embargo, en lugar de llegar hasta ellos, el flujo sanguíneo se desvía, pasa a través del conducto arterioso, un pequeño vaso que también se cerrará en el momento en que nazca tu bebé, se dirigirá hacia las dos arterias umbilicales, que vuelven a transportar la sangre a la placenta.

Al momento de nacer, tu bebé tomará su primera bocanada de aire. Sus pulmones se llenarán y expanderan al succionar la sangre que se encuentra en el ventrículo derecho.

El cambio repentino de presión en el interior de su corazón y de las arterias provocarán el cierre del foramen oval y del conducto arterioso. De ahora en adelante, la circulación sanguínea de tu bebé funcionará como la de los adultos.

El cordón umbilical deja de latir y adquiere un color blanquecino, lo cual significará que en su interior ya no circula sangre y que se puede eliminar. Después de cortarlo, un muñón de cordón permanecerá unido al abdomen de tu bebé.

En pocos días, los vasos sanguíneos presentes en el muñón se esclerosarán, es decir, se secarán y desprenderán espontáneamente, dejando una cicatriz que, poco a poco, retrocederá hacia el interior de su abdomen; así es como aparece el ombligo.

El momento de la separación

Si el bebé está sano y no ha sufrido durante el parto, el médico suele esperar uno o dos minutos antes de cortar el cordón umbilical, con el fin de dar a la sangre que está en la placenta el tiempo suficiente para fluir hacia el organismo de el pequeño.

En este momento, es conveniente colocar al bebé en una superficie más baja con respecto a la tuya, para favorecer el flujo sanguíneo en la dirección adecuada, es decir, desde la placenta al bebé.

Antes de cortar el cordón, el médico bloquea los extremos con dos pinzas, con el fin de impedir cualquier hemorragia. A continuación, se corta el funículo por el centro colocan una pinza en el muñón, a un centímetro del abdomen del bebé.

En cambio, el cordón se debe cortar rápidamente si el bebé sufre durante el nacimiento. En caso de cesárea, hay que proceder del mismo modo, para evitar un reflujo sanguíneo.
 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros