Las discusiones de pareja frente a los hijos

Ellos no disfrutan ser asistentes de primera fila en las peleas de sus padres

Las discusiones de pareja frente a los hijos

En cualquier relación de pareja es inevitable discutir de vez en cuando, pero cuando lo haces frente a tus hijos, estás generándoles tensión y estrés.

Cuando los hijos presencian una riña entre sus padres, comienzan a experimentar una sensación de angustia que se transforma en sentimientos de rabia, tristeza o miedo. No les gusta observar que sus progenitores están siendo violentos entre ellos, pues temen que la situación se salga de control y alguien sea lastimado.

Los niños pueden llegar a sentirse obligados a tomar partido, pues se preocupan por uno de los padres en especial; preocupados porque éste se sienta más herido o agraviado por el otro. Es por ello, que las niñas suelen ponerse del lado de mamá, mientras que los varones defienden a su padre.

En ocasiones, el desconocer las causas del conflicto, también lleva a los hijos a responsabilizarse del altercado, sintiéndose culpables de la tensión entre sus padres.

¡Platica con ellos!

El que las discusiones pequeñas sean algo cotidiano en tu matrimonio, no significa que los pequeños se han acostumbrado a ellas. Tus hijos probablemente no se atrevan a decirte lo mucho que les incomoda, o preocupa, verlos discutir.  

Así que acércate a ellos y explícales que no deben preocuparse porque su padre y tú, tengan conflictos de vez en cuando, pues sucede que tienen diferentes opiniones y no siempre estarán de acuerdo en todo.

Coméntales que las peleas son temporales y que dentro de un ratito más, tanto su padre como tú, van a disculparse mutuamente y harán las paces. Aclárales que una discusión no significa que ya no se quieran como pareja, y mucho menos que ya no los quieran.

Pon el ejemplo

Aunque tus niños sean comprensivos y entiendan que una pelea no es el fin del mundo, no significa que como matrimonio deban hacer de las discusiones el pan de cada día.

Enséñales que siempre es mejor entablar el diálogo, donde en un ambiente de tolerancia y respeto, las personas que tienen un conflicto pueden comentarse mutuamente lo que les molesta; sin necesidad de gritos, palabras altisonantes, o enojo.

Las discusiones surgen en toda familia, y es imposible evitarlas en un cien por ciento, por lo que lo más importante ante todo, es hacer un esfuerzo por ser comprensivos frente a las diferencias de los demás. 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros