10 formas para darle un feliz comienzo a la vida

Reduce al mínimo el shock del nacimiento para que sea un bebé feliz

10 formas para darle un feliz comienzo a la vida

El nacimiento es una de las experiencias físicas y psicológicas más duras y desafiantes que indudablemente tenemos que padecer.

Así que, darle a tu bebé un inicio feliz de su vida es sumamente gratificante. Y ¿cómo hacerlo? Hay muchas cosas que puedes hacer y que ayudan a disminuir ese shock que provoca el nacimiento para empezar con un buen pie. He aquí 10 formas:

  1. Procura que se cree una atmósfera de serenidad y sosiego e la sala de parto. Si es posible, pide que bajen el nivel del sonido, y si te lo permiten, escuchar música de fondo tranquilizadora y que te sea familiar.
  2. Da de mamar a tu hijo tan pronto como te sea posible. ¡Claro! Lo ideal es colocar a tu bebé en tu pecho inmediatamente después del parto, pues no solo lo calma, sino que te proporciona una subida hormonal que hará que el útero siga contrayéndose, ayudando así a la expulsión de placenta (la tercera etapa del parto).
  3. Que la lactancia sea a demanda. Esto significa darle leche materna cada que tu hijo quiera, te garantiza que nunca estará hambriento y que siempre tendrá una fuente de bienestar. Si por alguna razón no te es posible amamantar, entonces haz que la experiencia de darle biberón sea lo más íntima y amorosa posible.
  4. Sujeta a tu bebé cerca de tu pecho tanto como te lo permitan y puedas. El contacto directo de la piel es el colmo de bienestar, y el masaje del bebé estimula la intimidad.
  5. Responde al llanto de tu bebé. Ten presente que el llanto es su único método de comunicación, y para nada malcriarás a tu hijo si le regalas unos minutos de tu atención para reaccionar ante su llanto.
  6. No utilices productos para el baño ni para el cuidado de la piel de tu hijo durante el primer y segundo mes de vida, no son necesarios y puede ser que obstruyan su delicada piel y desestabilizan el desarrollo de los ácidos protectores de la misma. Esto puede provocar granitos, costra láctea, rozaduras, infecciones y alergias. Una buena opción es usar jabón suave neutro.
  7. Quédate mirando a tu bebé. Quizá lo hagas por instinto, y aunque para tu bebé la visión es aún borrosa, es capaz de ver cualquier cosa a menos de 60 cm. de distancia y lo que más quiere es ver tu cara. Así que es probable que te devuelva la mirada con adoración.
  8. Mantén el entorno de tu bebé tranquilo y en calma durante las primeras semanas. Evita demasiadas visitas (a menos que estén para ayudarte), esto también protegerá a tu bebé de posibles infecciones.
  9. Si es preciso, no descartes envolver a tu hijo e una sábana o trapo durante los primeros días de nacido. Esta forma tradicional de confortar a los bebés les da una sensación de sentirse arropados como cuando estaba en el útero, lo que lo hace sentirse más seguro. Durante tu estancia en el hospital, puedes pedirle a una de las enfermeras que te enseñe la manera adecuado de envolverlo.
  10. Si tu bebé tiene algún problema físico como resultado del parto, considera la posibilidad de consultar cuanto antes con el especialista, según te indiquen. Él sabrá aconsejarte sobre sus cuidados y la forma más óptima de ayudarlo en su desarrollo.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros