Cómo prevenir la obesidad infantil

Establece hábitos saludables desde temprana edad y vive saludable

Cómo prevenir la obesidad infantil

México ocupa el segundo lugar en obesidad infantil a nivel mundial, pero se considera el número uno en crecimiento. 

El 25 por ciento de los niños de primaria y el 30 por ciento en secundaria tienen exceso de peso; sumado al 70 por ciento de adultos con sobrepeso u obesidad; muestran cifras alarmantes para la salud de la población. 

La buena noticia es que tú puedes ayudar a prevenir la obesidad, disminuyendo complicaciones posteriores ¿Cómo? Estableciendo hábitos saludables desde temprana edad.
 
Te indicamos el cómo, ahora solo resta poner un granito de arena para disminuir cifras y prevenir padecimientos.
 
¡Ayuda a tu hijo a comer saludable!
  • Deja que tu hijo te ayude a preparar lo que comen. Los niños demuestran una mayor tendencia a comer lo que preparan con sus propias manos.
  • Sirve muchos vegetales, frutas y proteínas bajas en grasas. Haz de cada plato un arco iris que incluya diferentes grupos de alimentos. Ponte la meta de que se consuman 5 porciones de fruta y vegetales al día, y pide a tu hijo que te ayude a contar.
  • Motiva, pero no obligues a tu hijo aprobar nuevas comidas. No te rindas si te dice que no, es normal intentar 10 ó 15 veces para que prueben el alimento. Mantén siempre disponible de esa comida y quizá más adelante lo intente. Otra opción es presentarle el platillo de manera divertida, ya sea decorando el plato o usando un plato que a él le guste.
  • Pon con el ejemplo. Haz que tu hijo te vea comer lo que quieres que él coma; y utiliza la comida rápida o saturada en grasa y azúcares como último recurso o como una ocasión especial; por ejemplo: deja los pasteles para un cumpleaños y dale de postre fruta.
  • Deja los bocadillos saludables al alcance de tu hijo todo el día. Prepara trozos de zanahoria, pepino, jícama o apio, y colócalos en un lugar que pueda alcanzar tu hijo, así se servirá cuando tenga hambre.
  • Sirve porciones apropiadas a su edad. Es preferible darle porciones pequeñas y bocadillos en el día, que grandes desayunos, comidas y/o cenas.
  • Evita usar la comida como premio o castigo. Enseña a tu hijo a comprender que el propósito de la comida es nutrir nuestro cuerpo para crecer sanos y fuertes.
¡Ayuda a tu hijo a jugar saludables!
  • Ofrece a tu hijo la oportunidad de estar activos físicamente por lo menos una hora al día.
  • Limita el tiempo de estar frente a la televisión, videojuegos, o computadora; ofrécele alternativas físicas y divertidas de juego.
  • Evita comer enfrente de la televisión.

Fuente: Los niños en su casa


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros