Los 6 problemas más comunes del asiento para autos

¡Adquiere un asiento de acuerdo a tus necesidades!

Los 6 problemas más comunes del asiento para autos

En cualquier parte y en cualquier momento, la seguridad de tu bebé es primordial; y con el auto no es la excepción. Adquirir un asiento para el auto es un artículo indispensable para el traslado seguro del bebé de un lado a otro.

Hay accesorios y artículos que pueden adquirirse de segunda mano o medio uso, sin embargo en el caso de los asientos es recomendable no hacerlo, puesto que su uso representa un desgaste, más cuando anteriormente ese asiento ha participado en algún accidente vial.

La instalación correcta del asiento es otro aspecto importante en la seguridad de tu pequeño. Estos son los problemas más comunes y la solución que debe tomarse para que tu bebé viaje seguro.

1. El niño no cabe en el asiento.
Los asientos están especialmente diseñados para una determinada edad y peso de los bebés. Si el niño es demasiado grande o muy chico para el asiento que escogiste, el asiento no podrá cumplir con su función de protegerlo en caso de impacto.

Solución:
Cada asiento trae especificado en la etiqueta o empaque, el rango de edad y peso para el cual fue diseñado. No te dejes llevar con la idea de que si compras más grande le servirá mucho más tiempo porque no es así. Procura elegir de acuerdo a su edad y peso. Una buena opción para los recién nacidos es usar el portabebés que trae una base para el auto, y posteriormente, cuando tu hijo crezca, puedes adquirir un asiento más grande.

2. El asiento está flojo o suelto.
Este problema es el más común; muchas veces se comete el error de no colocar o ajustar correctamente el asiento al carro, ocasionando que quede flojo, y cuando llega a suceder un impacto se produce un efecto tipo “látigo” que puede llegar a lastimar al bebé.

Solución:
Los asientos vienen acompañados de un instructivo, léelo cuidadosamente identificando cada pieza. Al instalar, asegúrate de que los cintos o cinturones estén bien ajustados en las ranuras y guías correspondientes. Si te es posible ayúdate con tu propio peso al momento de ajustar.

3. El cinturón del auto es muy corto.
Los cintos o cinturones varían en medidas de longitud entre un auto y otro. En los casos en que se usa el portabebé con su base, estos requieren de un cinto más largo, pues son asientos que se colocan en dirección contraria a la marcha del auto.

Solución:
La altura del cinturón puede ajustarse en la mayoría de los vehículos, por lo regular el ajustador se encuentra en el marco de la puerta. Intenta bajar el ajustador para ver si de esta forma el asiento queda correctamente afianzado.

4. Falta el manual de instrucciones.
El instructivo o manual siempre debe ir acompañado de los asientos. Es una herramienta esencial que muestra la forma de instalar correctamente. Este también es otro de los motivos por el cual es preferible adquirir un asiento nuevo, puesto que uno usado en muchas de las ocasiones ya no se cuenta con el instructivo.

Solución:
Entra en contacto con la tienda o compañía donde se adquirió el asiento y pide un reemplazo del manual. Hay algunas empresas que cuentan con página en Internet, donde muestran sus modelos y los respectivos manuales para descargar.

5. Los cinturones o arneses no agarran correctamente al niño.
Este problema se presenta en el momento de sentar al bebé. Al colocar los arneses o cinturones, éstos no quedan debidamente ajustados al niño. Una manera de verificar que queden correctamente es colocando tus dedos entre el pecho del niño y el cinturón. Debe quedar el espacio de uno o dos dedos, si caben más dedos, el cinturón quedó muy suelto y en caso de impacto, el niño saldría proyectado desde su asiento.

Solución:
Los cinturones o arneses cuentan con una ranura u ojal que permite el ajuste correcto y la adaptación conforme va creciendo el bebé, de esta forma te aseguras de que esté debidamente ajustado.

6. Qué asiento elegir.
En el mercado hay muchas marcas, modelos y precios; pero no todas se adaptan a tu carro o a tus necesidades.

Solución:
Busca un asiento de acuerdo a la edad, peso y tamaño de tu bebé. Trata de comprarla en una tienda que te sepa asesorar y si es posible que te permita probarla en tu auto antes de adquirirla para estar seguros de que encaja perfectamente. Si no te permiten probarla, asegúrate de que puedas devolverla o cambiarla en caso de que no se adapte a tu auto.

 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros