Desórdenes del sueño

¿El niño no quiere dormir? Conoce los factores que intervienen

Desórdenes del sueño

¡Son las 10:00 de la noche y mi hija no se duerme! ¡Anoche me desvelé porque mi hijo no se quiso dormir!...

¿Cuántas veces haz escuchado estas situaciones? Según investigaciones realizadas en Estados Unidos y Europa, hoy en día se considera que una tercera parte de los niños no duermen las horas necesarias para su edad o bien presentan interrupciones en el sueño, lo que trae como consecuencia que se presenten problemas cognitivos y de comportamiento.

Pero ¿Cuál es la causa para que un niño no duerma bien? Los expertos mencionan que se debe a una sobreestimulación del niño, esto por la cantidad de actividad que hay en su entorno, como por ejemplo: la televisión prendida a toda hora, el exceso uso de los videojuegos, la falta de una rutina para dormir, entre otros.

Muchos problemas de sueño se creen están relacionados estrechamente con los problemas de comportamiento. Un niño que no duerme bien, no descansa, sus habilidades motrices, las capacidades para resolver problemas y creatividad se ven afectadas, son fácilmente irritables, tienen dificultades para prestar atención generando hiperactividad y bajo control de impulsos.

Factores que intervienen para que un niño no duerma bien

Hábitos de los padres.
Hay quien dice que “se predica con el ejemplo”, esto es cierto al momento de establecer una rutina para dormir.

Si los padres tienen por costumbre dormirse a altas horas de la noche, tener la televisión y luces prendidas, difícilmente el hijo aprenderá a dormir a una hora razonable. Es importante que como padres, revises las costumbres en casa, recuerda que eres el primer referente para tu hijo.

Ambientales.
El ritmo de vida o situaciones específicas en momentos determinados pueden llevar al niño a una falta de sueño. Por ejemplo: el nerviosismo ante la entrada a la escuela, la cercanía de un viaje de papá o mamá, las actividades extraescolares que disminuyen el tiempo para hacer tareas, o incluso un viaje de vacaciones.

Lo recomendable es platicar con el niño, darle esa seguridad y confianza de que las cosas saldrán bien, y sobre todo planificar los horarios y días de las actividades extraescolares para que no afecten las horas del día destinadas a las tareas escolares.

Padres que trabajan.
Cuando los padres se ven en la necesidad de trabajar todo el día, son pocas las horas en que conviven con los hijos, es lógico que se querrá destinar algunas horas de la noche para compartir con ellos, retrasando la hora de ir a dormir.

Sin embargo debes considerar que aunque es sumamente importante pasar ese tiempo con ellos, también lo es el que duerman bien. Quizá haya que reducir las horas para compartir entre semana y dedicarle a ellos los días de descanso; una llamada a casa de vez en cuando mientras estás en el trabajo, también es una buena idea.

Desarrollo prematuro.
Con el crecimiento en los niños, los ritmos circadianos cambian y como parte del proceso empiezan a dormirse más tarde. Esto es común en la adolescencia, el problema es que se ha detectado que ahora se registra este proceso a una edad temprana, alrededor de los 10 y 11 años. 

Causas físicas.
Además de los factores de entorno, también hay causas fisiológicas relevantes, como por ejemplo el Síndrome de Apnea, que por el excesivo tamaño de amígdalas y adenoides impiden el correcto flujo de oxígeno; o bien la obesidad.

 

Comentarios

24/09/2008 2:24:10 p.m.

mi hija no logra dormir, toda la noche yo se que hice mal las cosas porque como trabajo todo el dia a la noche le doy el pecho y se duerme de esa forma, luego la cambio a su cuna y eso de las tres o cuatro de la madrugada se despierta y como yo estoy muy cansada le doy el pecho y la dejo durmiendo en mi cama con nosostros el tema que yo ahora necesito que ella duerma toda la noche y en su cuna
jimenafernandez

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros