Recién nacido: su primer día y su primera noche en casa

Consejos para facilitar el cuidado del bebé para cuando regresas a casa

Recién nacido: su primer día y su primera noche en casa

Uno de los eventos más importantes de una mujer es el nacimiento de un hijo. La mezcla de sentimientos que se experimenta no hay comparación alguna, por un lado alegría, regocijo, pero por otro temor y angustia al pensar en el cuidado de un ser tan pequeñito.

Una de las cosas que más preocupa a toda mamá, sobre todo cuando son primerizas, es la expectativa del primer día y su primera noche ya con el bebé en casa.

¿Cómo se comportará mi bebé? ¿Podré cuidarlo? ¿Sabré cómo calmarlo cuando llore? ¿Cómo sabré si tiene hambre? Éstas y muchas preguntas más surgen, pero en la medida de que superen la etapa de conocimiento mutuo podrás ver que no es tan difícil como pensabas. 

Es posible que algunas mamás se sientan solas frente a la gran responsabilidad de cuidar al bebé, por ello es fundamental que sientan la compañía cercana de algún familiar pareja, mamá o amigo) durante los primeros días y así lograr superar esta etapa sin miedos ni ansiedades.

Estos son algunos consejos que te ayudarán en el cuidado de tu bebé en su primer día en casa:

Mientras el bebé duerme, mamá descansa.
Los bebés recién nacidos no distinguen cuando es de día y cuando de noche, por ello la recomendación para que no te fatigues es tratar de descansar cuando tu bebé está dormido. Si tú estás descansada y relajada, favoreces la producción de leche.

Ingerir alimentos adecuados.
Tu organismo necesita recuperarse del esfuerzo realizado durante el parto, por tanto requerirás el consumo de calorías y necesitarás los nutrientes adecuados para la lactancia. Una buena idea es acudir con un nutriólogo para que te proporcione un plan alimenticio adecuado a tus necesidades.

Cuidar tus pechos.
En los primeros días comienza a “bajar” la leche, esto ocasiona que te sientas adolorida y con los senos prominentes. Para disminuir estas sensaciones, realiza masajes circulares diariamente sobre tus pechos; además previene la aparición de nódulos y mastitis. Consulta con tu médico la posibilidad de utilizar alguna crema de caléndula para evitar grietas.

Delegar tareas domésticas.
Debes permitir que te ayuden en las labores de la casa; ya sea tu pareja, mamá, abuelita, amigos, o alguna persona de confianza. Quizá no haga las cosas tan a conciencia como tú quisieras, pero considera que delegar las tareas te permite estar más relajada y pasar más tiempo con tu bebé; además de que médicamente (sobre todo si fue parto por cesárea) no es oportuno hacer ningún esfuerzo.

Restringir visitas de amigos y familiares
Cuando llega el bebé a casa, no podrás evitar la visita para conocerlo de tus familiares y amigos, sin embargo sí puedes establecer horarios. Al hacerlo podrás disfrutar relajadamente de tus visitas sin que te fatigues de más.

 

Comentarios

9/03/2009 4:06:48 p.m.

HOLA ACABA D NASER MI TERCER HIJO Y ESTOY MUY FELIZ MI CONSEJO ES Q DESCANSEN CUANDO EL DUERMA YASE SENTIRAN MEJOR PARA ASER LOS QUIASERES DE LA CASA PUES DESPUES VIENEN LAS CONSECUENSIAS POR NO CUIDARCE..PROCUREN ESTAR EL MAYOR TIEMPO SOLA PUES ES MAS COMODO ANDAR CON POCA ROPA Y AMAMANTAR AL BEBE..ES UNA EXPERIENSIA Q PASA PRONTO...DISFRUTALA Y SUERTE
kenyagonzalez

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros