Tu pequeño y la higiene dental

Cuidar los dientes de leche de tu pequeño es básico

Tu pequeño y la higiene dental

No te canses de recordarle a tu pequeño que se debe lavar bien sus dientes. Lo ideal es que lo haga después de cada comida, pero si esto no es posible, asegúrate de que al menos lo haga después de la última del día. El motivo es que durante la noche disminuye el flujo salival y esto favorece la aparición de la placa bacteriana.

Para que tu pequeño no proteste, dale el ejemplo y explícale los múltiples beneficios de este hábito de higiene.

Cómprale un cepillo infantil... más fácil y divertido

Cuéntale que al cepillarnos los dientes eliminamos los restos de alimentos que se quedan entre los espacios interdentales y que de esta forma prevenimos una infección denominada caries.

Dile también que el problema de que un diente de leche se pique o se extraiga demasiado pronto, además del dolor, también existe un riesgo considerable de perder el espacio que la pieza permanente necesita para brotar, por lo que saldrá chueca.

Si a tu pequeño le cuentas que la única manera de colocar bien un diente chueco es con un aparato en la boca, probablemente se tomará mucho más en serio el asunto del cepillado.

En cualquier caso, para que hacerlo le resulte más agradable:

  • Adquiere para él un cepillo de mango largo, para que pueda manejarlo con facilidad, y con las cerdas suaves, para que no le dañe las encías.
  • Cómprale una pasta dental específica para su edad (los dentífricos infantiles contienen la cantidad de flúor justa para proteger sus dientes).
  • Si es muy flojo, puede que la solución radique en comprarle un cepillo eléctrico, que le ayude a limpiarse los dientes en menos tiempo (en minuto y medio). Además, estos cepillos suelen tener formas muy divertidas y al ponerse en marcha simulan el ruido del objeto que representan. Por supuesto, el cepillo “eléctrico” infantil funciona con pilas, por lo que no supone riesgos para el pequeño.

Trata de limitar su consumo de golosinas

Hay dos aspectos más que debes comentar con tu pequeño, para que se tome en serio que el cuidado de los dientes es un hábito imprescindible para mantenerse sano.

  • Las visitas al odontólogo.- salvo que padezca algún problema dental o bucal, bastará con que vayan al dentista una o dos veces al año. Explícale que no tiene por qué asustarse y llévalo contigo a tus revisiones para que las viva como algo natural.
  • El consumo de golosinas.- explícale que las sustancias más agresivas para sus dientes son los azúcares y que éste es uno de los motivos por los que no lo dejas abusar de los dulces. No se los prohíbas, pero procura que limite su consumo. Procura que no coma más de una o dos al día y, si es posible, acostúmbralo a reservarlas para los días de fiesta. Dile que las chupe, en lugar de morderlas. Y, sobre todo, cuando acabe, recuérdale que se lave los dientes.

Con estas pautas conseguirás que tu pequeño se habitúe a cuidarse siempre sus dientitos y se ahorrarán muchas visitas al odontólogo.

¿Estás segura de que se los cepilla bien?

  1. Dientes delanteros. - de uno en uno, por la parte exterior, con movimientos circulares.
  2. Parte interior de las muelas. - ladeando el cepillo debe realizar movimientos de arrastre, es decir, de dentro hacia fuera, y de la encía a la superficie.
  3. Barrido. - debe realizar movimientos de vaivén por la parte superior de las muelas y por la lengua, haciendo los últimos barridos hacia fuera de la boca. Después, colocando el cepillo con las cerdas hacia arriba, tiene que hacer este mismo movimiento en la parte superior de la boca.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros