Dulces sueños

¿Problemas para que se duerma? ayúdalo a disfrutar de dulces y tranquilos sueños. la fórmula es establecer una rutina.

Dulces sueños

Un recién nacido tiene un ritmo de sueño sin complicaciones... después de que se alimenta cae rendido en los brazos de Morfeo. Pero al cabo de unos meses la dinámica cambia y conforme se incrementan sus actividades diurnas, sobre todo en edad de preescolar, puede ser que empieces a batallar cuando caiga la noche y veas que no se quiere dormir.

Los problemas de sueño son muy comunes en los primeros años de vida de los pequeños, que van desde resistirse para ir a dormir, despertarse a mitad de la noche, tener pesadillas o caminar dormido.

La cantidad de sueño necesaria, así como la cantidad de tiempo para quedarse dormido, varían de un pequeño a otro. La facilidad de despertarse y la rapidez para tranquilizarse también son diferentes entre los pequeños.

Este problema es tan común, que en ocasiones no se sabe cómo tratarlo. Muchos padres indican que con darle de comer a su pequeño se dormirá de inmediato, pero no siempre sucede así; lo recomendable es que traten de establecer una rutina para que entienda que se acerca la hora de ir a la cama.

Se batalla para que el pequeño duerma, pero en la mayoría de las ocasiones es por cuestión de ustedes los padres, se les hace feo dejarlos llorar o casi siempre los acuestan con ellos y éste es el primer error. El problema se incrementará cuando los padres tampoco duermen y si hay hermanitos éstos se despiertan.

El secreto para que el pequeño duerma es retrasar la respuesta. Cuando el pequeño llore debes dejarlo, no le pasará nada. Lo importante es estar al pendiente de que no vaya a tener algún problema y que el llanto se deba simplemente al sueño.

Toma nota de esta rutina de 5 pasos para que tu pequeño pueda dormir tranquilo y mejor durante la noche:

  1. Asegúrate de que haya un periodo de tranquilidad antes de que tu pequeño se vaya a dormir. Si papá y tú trabajan hasta tarde tendrán tentación de jugar con él, sin embargo, hacerlo activamente antes de ir a la cama podría dejar al pequeño muy estimulado e incapaz de descansar.
  2. Establece una rutina agradable previa a la hora de dormir, que se compone de cena, lectura de algún cuento, un rico baño, cepillarse los dientes y ponerse la pijama. Una rutina con regularidad ayudará a que comprenda que se ha acercado la hora de descansar.
  3. Todos los días lleva a tu pequeño a la cama a la misma hora, para que su reloj biológico se vaya ajustando.
  4. Permite que lleve a su cama algún objeto de su preferencia (que no lo vaya a lastimar). Esto le resultará reconfortante y lo ayudará a que duerma bien.
  5. Verifica que la temperatura de la habitación sea la adecuada.

Recomendaciones generales

  • Evita estimular demasiado a tu pequeño al darle de comer o al cambiarlo por la noche, para que vuelva a dormirse con facilidad.
  • No dejes que duerma mucho tiempo en el día, porque será más probable que permanezca despierto en la noche.
  • Coloca a tu pequeño en su cama tan pronto notes que tiene sueño.
  • Es mejor que tu pequeño aprenda a tranquilizarse y relajarse por su cuenta. Si acostumbras cargarlo o mecerlo podría necesitar de ti siempre para volver a dormir.
  • Evita que tu pequeño duerma con chupón, porque pudiera tener problemas para tranquilizarse si no lo tiene cerca. Debes quitárselo suavemente antes de dejarlo en su cuna.
  • Comienza a demorar la reacción cada vez que tu pequeño llore, cuanto tenga de 4 a 6 meses de edad. Espera unos cuantos minutos antes de ir a verlo, porque es probable que se tranquilice solo. Si continúa llorando ve a verlo, pero evita encender la luz, jugar o cargarlo. Si tu pequeño no es capaz de tranquilizarse por sí mismo, piensa qué otra cosa lo podría estar molestando; hambre, que esté mojado o que tenga fiebre.
  • En el caso de los pequeños con varias semanas de edad, se sugiere que duerman en un cuarto separado al de los papás, a menos que esté enfermo.
  • La posición ideal para que tu pequeño duerma, según la Academia Americana de Pediatría, es bocarriba. Se ha demostrado en estudios recientes que los bebés que duermen bocabajo tienen mayor tendencia a morir del síndrome de muerte súbita del lactante porque no pueden mover la cabeza.
  • Limita los hábitos de ver televisión y jugar con los videojuegos antes de irse a la cama.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros