El miedo a los extraños

El temor a los desconocidos es una reacción normal

El miedo a los extraños

Su llanto ante el extraño es sólo un mecanismo de defensa que remitirá con la edad. El miedo a los extraños es una tendencia innata, una conducta heredada por nuestra especie como simple mecanismo de supervivencia: mantenerse junto a los progenitores.

La llamada “angustia de la separación” o “crisis del octavo mes”, es una etapa que resulta indispensable para el desarrollo físico e intelectual del pequeño y confirma que ha establecido auténticos vínculos afectivos con sus seres queridos.

¿Y tú quién eres?

A partir de este momento, el pequeño modifica su relación con el mundo externo. Las caras conocidas le dan seguridad para explorar el mundo que le rodea, mientras que su ausencia les inhibe. Una vez establecido el apego a su madre, a su padre y a sus cuidadores, empieza a cambiar su relación con los desconocidos.

Cada pequeño es distinto

No todos los pequeños demuestran los mismos grados de angustia ante la separación, ni ante las mismas personas. Un pequeño que crece en una familia amplia estará más acostumbrado a los contactos sociales y por lo tanto, las probabilidades de miedo a los extraños serán menores. También influye su temperamento y el clima afectivo que le rodea. Si los papás se angustian con facilidad y son muy aprensivos, el pequeño también lo será.

El extraño debe mantener su distancia

Entre el sexto y el octavo mes el pequeño ya no recibe con sonrisas a todo aquel que se le acerca sonriendo. Ya distingue a las personas conocidas de las extrañas y baja tímidamente la mirada, se tapa los ojos o llora desconsoladamente buscando la protección de mamá. No obstante, si el adulto se deja controlar por el pequeño, se mantiene a una distancia prudente e inicia el acercamiento con gestos cariñosos y sonrisas, en un mismo encuentro se puede pasar del rechazo a la alegría.

Estimula sus contactos sociales

Las interacciones personales constituyen una parte muy importante en el desarrollo afectivo y comunicativo del pequeño. Como padres, deben ayudar al pequeño a que vaya conociendo a otros adultos o pequeños desconocidos a su manera y a su propio ritmo. Es recomendable que propicien que su pequeño esté relajado y cómodo antes de dejarlo a solas con el desconocido. Pueden conseguirlo si hacen aproximaciones, contactos continuados de duración progresivamente superior, acompañándole en la situación.

Cuándo, cómo y por qué del miedo a los desconocidos

  • El miedo a los extraños es común en todos los pequeños y forma parte de su desarrollo socio-afectivo.
  • Es el estímulo más temido de los pequeños entre los seis meses y los dos años.
  • Las mujeres suelen causar menos temor que los hombres y los pequeños menos que los adultos.
  • Las características físicas del individuo influyen en el grado de temor.
  • El miedo disminuye si no existe contacto físico con el extraño.
  • Los pequeños de familias numerosas o amplias tienen menos miedo.
  • Separarse algunas veces del pequeño es útil para su crecimiento afectivo.

     

Comentarios

15/05/2008 12:56:52 p.m.

Escribe aquí tu Mensaje... esta muy interesante...
DENIA IRISLOPEZ

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros