¡A viajar con tu bebé!

Sugerencias que te ayudarán a que el viaje sea menos estresante

¡A viajar con tu bebé!

Si se trata de un vuelo directo

Reserva un vuelo preferiblemente directo, y viaja temprano por la mañana para evitar retrasos. Además, llega al aeropuerto con suficiente tiempo para hacer los trámites.

Empaca sólo lo esencial

Asegúrate de llevar pañales, toallitas y leche de fórmula que le duren toda la jornada así como extras por si hay retrasos. Asegúrate de llevar en tu bolsa de mano las cosas favoritas de tu pequeño como muñecos, la mantita y otros objetos que le hagan sentir bien. Y en vez de llevar contigo todos los aparejos pesados del pequeño, considera alquilar una cuna, un cochecito o una sillita alta.

Considera llevar sorpresitas

Lleva contigo un juguete, una sonaja o alguna otra cosa que tu pequeño no haya visto antes, y dáselo cuando estén a mitad de viaje (o en plena rabieta). Todo lo que sea nuevo y excitante lo mantendrá entretenido y distraído por más tiempo.

Viste ropa adecuada

Para pasar más rápido por los controles de seguridad del aeropuerto, lleva calzado práctico en caso de que te los hagan quitar. Evita accesorios que puedan activar el detector de metales.

Las autoridades requieren que los bebés también pasen por seguridad, por lo que deberás quitarle los zapatitos y vestirlo adecuadamente.

Siempre empaca las tijeras en la maleta que vas a documentar, y en caso de que te abran la bolsa de mano, tengas las cosas pequeñas guardadas en bolsas de plástico con cierre.

Lleva lo esencial en tu bolso

Elementos como los pasajes, un documento con foto y dinero en efectivo para alquilar un carrito de maletas o darle una propina al maletero.

No te olvides de tus cosas

Además de llevar un suéter y ropa extra para tu pequeño, acuérdate de incluir una muda de ropa extra para ti en la bolsa de los pañales, ya que pueden ocurrir accidentes imprevistos.

Sé cuidadosa con el cambio de pañales

Cámbiale el pañal justo antes de abordar el avión o de salir en auto porque son pocos los aviones y trenes equipados con mesas de cambiar bebés. En todo caso, una fila de asientos vacía también puede servir siempre y cuando no ofendas a los pasajeros.

Aprovecha las horas de sueño

Si el viaje en auto va a ser largo, salgan por la noche o durante la hora de la siesta de tu pequeño para que así pueda guiar unas horas mientras tu pequeño esté dormido.

Lleva tu propia comida

Prepara la leche de fórmula con anticipación y manténla fresca en un termo. Cuando llegue el momento de alimentar a tu pequeño, vierte la leche en su biberón, pídele a la azafata un vaso de agua caliente y coloca el biberón en el vaso por unos instantes para que la leche no esté tan fría.

O si no, puedes medir de antemano la leche de fórmula en polvo y llevar agua en una botella a temperatura normal. Lleva suficiente comida para tu pequeño así como otros refrigerios por si hay retrasos o mucho tráfico.

Si el viaje será en avión, no te olvides de llevar algo de comer para ti que puedas comer con una mano. Recuerda que si tienes a tu pequeño en el regazo no podrás abrir la mesita plegable.

Dale un respiro a tu pequeño

Si tu pequeño ya gatea y se mueve mucho, no le va a gustar nada estar sentado por horas con el cinturón de seguridad, si viajas en coche, paren cada 45 minutos para estirar las piernas. En avión o tren, pasea por el pasillo con tu pequeño.

Protégele los oídos

El cambio en la presión de aire del avión durante el despegue y el aterrizaje puede causarle dolor en los oídos. Si duerme, probablemente no se dé cuenta.

De lo contrario, aliméntalo o dale algo que pueda chupar, como un biberón o chupete, para así aliviar la presión en el oído.

 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros