Reflujo del bebé: motivo de preocupación

Ocurre por lo regular, en bebés de pocos meses de vida

Reflujo del bebé: motivo de preocupación

El reflujo gastroesofágico es la devolución del contenido gástrico a través del esófago hacia la boca, en lugar de continuar hacia abajo a través del aparato digestivo. Cuando ocurre en los bebés, es una de las causas de preocupación más frecuentes entre los padres.

Por lo regular pocos saben que este evento, el reflujo gastroesofágico puede ocurrir a lo largo de toda la vida en el ser humano. Sucede en niños menores de 2 años, siendo más frecuente en los primeros seis meses de vida del bebé.

Es normal que los bebés presenten reflujo gastroesofágico en pequeñas cantidades, y tiende a disminuir con su crecimiento, cuando ya puede ingerir sólidos y es capaz de mantenerse sentado.

En cualquier caso, es el pediatra quien debe determinar si es realmente un problema de salud que requiere de tratamiento médico, ya que puede tratarse de un reflujo fisiológico que no necesita medicarse, o bien de uno patológico, que si lo requiere.

Cuando el reflujo es normal…
Se considera normal si se manifiesta con salidas espontáneas y sin esfuerzo por la boca del contenido alimenticio, después de la primera hora de haber terminado de comer; y siempre y cuando no esté acompañado de síntomas que afecten su alimentación, sueño o incluso su crecimiento.

Cuando el reflujo es persistente…
Aunque la mayoría de los bebés logran superar este tipo de situaciones con el crecimiento, hay casos excepcionales donde el reflujo persiste durante la infancia y puede causar diferentes grados de daño en el esófago.

Solo 1 de cada 2000 recién nacidos presenta complicaciones por los que se considera el reflujo como una enfermedad. Los síntomas varían, desde los comúnes (típicos) hasta aquellos que solo se presentan en casos especiales (atípicos).

Síntomas típicos:
Los más frecuentes son el vómito excesivo en las primeras semanas de vida e irritación del esófago que se manifiesta con malestar y llanto excesivo en el bebé o bien con ardor en niños más grandes.

Síntomas atípicos:
Los síntomas que se pueden observar son el esfuerzo en exceso al vomitar, tos crónica, sonido silbante cuando respira (sibilancias), sensación de que hay lapsos en que se contiene la respiración, crecimiento lento, pérdida de peso como consecuencia de falta de apetito o dificultad para alimentarse.

Tipo de estudio
El reflujo no siempre es visible, en ocasiones el bebé no regresa completamente el alimento o la leche, es decir, llega hasta el esófago o la faringe y lo vuelve a tragar; pero durante el evento los ácidos estomacales ocasionan irritación.

Para estos casos es posible detectarse con una Ph metría, que es un estudio en el que se introduce una sonda en el esófago para medir la acidez a diferentes niveles y así identificar si hay o no reflujo y hasta donde llega.

 

Comentarios

28/02/2008 4:50:29 p.m.

mi hijo tiene 2meses y le dio neumonia secundaria por reflujo y estuvo una semana hositalizado, fue derrepente solo le subio la temperatura derrepente a 38 y luego 39y medio sin tos ni ningun otro sintoma , lo lleve de inmediato a el pediatra , y ya tenia 40 le tomaron radiografias y salio que se le fue la leche a el pulmon por el reflujo y eso le causo la neumonia cuidado. 5 de cada 10 bebes sufren esta concecuencia por el reflujo.
susanaarcos

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros