La plasticidad cerebral

Es la clave del desarrollo neurológico infantil

La plasticidad cerebral

Es de suma importancia explicar a los padres este tema tan trascendente para el desarrollo integral de los niños. Las funciones cerebrales son consideradas hoy como parte fundamental en los procesos de aprendizaje y el éxito educativo en el futuro.

En la actualidad, tenemos a la mano mucha información sobre el desarrollo del cerebro y la importante actividad presentada durante los primeros años de vida. Sabemos hoy la importancia del medio ambiente en el que el bebé comienza a desarrollarse, y como todos los estímulos que vienen de su entorno, impactan la estructura de su cerebro.

Hoy por hoy podemos afirmar con certeza que si las condiciones del medio ambiente son favorables al desarrollo cerebral, el niño tendrá la oportunidad de potenciar sus habilidades de manera importante.

Lo primero que deben saber los padres es que cuando el niño nace, su cerebro está totalmente libre de conductas genéticas; lo único que presenta son algunas respuestas reflejas, que le permiten sobrevivir y comenzar su adaptación a su nuevo espacio de vida. El bebé nace con miles de millones de células cerebrales llamadas también neuronas. Estas neuronas deberán de comenzar a establecer conexiones unas con otras. Estas conexiones se conocen con el nombre de SINAPSIS, y para que se dé adecuadamente estas conexiones, es necesario que el bebé entre en contacto con su medio ambiente; cada vez que el niño reciba un estímulo del exterior, se generará un sinapsis. Estos estímulos los recibe el niño a través de sus sentidos: con sus oídos, su lengua, sus labios, su cuerpo, sus ojos, su olfato y su tacto.

Estas sinapsis dan lugar a estructuras funcionales en el cerebro, que van a constituir la base fisiológica de las formaciones psicológicas que permiten configurar las condiciones para el aprendizaje. Esto quiere decir que el cerebro del infante se transforma de acuerdo con sus estímulos enviados desde su entorno inmediato.
A esa gran capacidad que tienen los niños de asimilar la estimulación del mundo a su alrededor el lo que se denomina Plasticidad del Cerebro Humano.

Recordemos que cada ser humano nacemos con una carga genética en la que van incluidas todas nuestras potencialidades. Las habilidades y capacidades las traemos en nuestros genes, pero, el crear la red apropiada para que estas capacidades logren su máximo potencial dependerá, en gran medida, de todos esos estímulos que provocarán sinapsis en nuestro cerebre, que a su vez configurará una base fisiológica para que nuestra herencia genética se logre potenciar. Esto ocurrirá gracias a la plasticidad cerebral de nuestro cerebro durante los primeros años de nuestra vida.

Esta información ha sido de gran valor especialmente para esos niños que nacieron en situaciones especiales poniendo en riesgo su desarrollo, y su posibilidad de sufrir retrasos significativos. Con estos niños el trabajo de estimulación temprana representará la diferencia entre padecer una deficiencia importante de sus capacidades, o recuperar el daño recibido mediante la transformación de su cerebro gracias a la plasticidad cerebral.

Finalmente debemos aclarar que la plasticidad continúa presentándose en todas las etapas del desarrollo, pero nunca con la intensidad que se manifiesta en lo períodos sensitivos del desarrollo, en especial, esos primeros 3 años de vida.

MED. ANA MARÍA SCHWARZ
mujer_nl@hotmail.com


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros