18 meses: La edad del ruido

A los pequeños de esta edad les encanta hacer ruido, entérate por qué

18 meses: La edad del ruido

A los 18 meses tu pequeño está en plena etapa de descubrimiento del yo y le gusta comprobar que puede hacer cosas por sí mismo.

Una de las que más le fascinará es provocar sonidos, y no sólo porque a base de hacerlos se percata de que es él quien los origina, sino porque también descubre que puede pararlos a voluntad, y esto hace que se sienta importante.

Le gusta ser el centro de atención
Otro de los motivos por el que le encantará hacer ruidos es porque así conseguirá llamar la atención. No olvides que los niños, hasta los 7 años, son egocéntricos por naturaleza y creen que todo gira a su alrededor.

Siendo tan pequeños, los niños todavía no tienen totalmente desarrollada su capacidad de discriminación auditiva, pero comprobar que unos objetos suenan de una manera y otros de otra , los pone sobre la pista para descubrir las características físicas de los distintos materiales.

También debes tener en cuenta que el niño de año y medio se encuentra inmerso en el período del juego imitativo, en el que disfrutará intentando repetir a la perfección lo que hacen sus padres, y la mayoría de las actividades que ellos realizan son sonoras: hablar por teléfono, aspirar... ¿Y cómo no va a gustarle tener un teléfono? Si quieres hacerlo feliz, no dudes en comprarle un juguete que haga ruido. Huye de los juguetes bélicos y mejor elige los que resultarán beneficiosos para su evolución.

Los juguetes adecuados

Instrumentos musicales
Despiertan el interés por la música, perfeccionan su agudeza auditiva y mejoran su capacidad para diferenciar los sonidos y los ritmos.

Granjas sonoras
Constan de diferentes botones, que dependiendo del animal “ladran” o “pian”. Despertando su interés por el mundo de los animalitos y les ayudan a diferenciarlos.

Computadoras infantiles y cuentos con sonidos
Son ideales para iniciar a los más pequeñitos en conceptos tan básicos como los números y las letras.

Muñequitos que hablan
Apretándolos en algún lugar, les enseñan las partes del cuerpo, les cantan canciones...
Para que su afición por los ruidos no te produzca un fuerte dolor de cabeza; ponles las pilas semigastadas o cubre los emisores de sonido con cinta adhesiva.

También sería bueno que limitaras el tiempo que tu pequeño puede jugar con estos juguetes y que una vez pasado este tiempo, los guardes.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros