¡No lo dudes! Paséalo en el canguro

Es un accesorio práctico, cómodo y seguro para pasear a tu bebé

¡No lo dudes! Paséalo en el canguro

El canguro es un objeto ideal para trasladar a tu bebé de un lado a otro. Cuando él está en la cangurera se siente protegido por el hecho de estar pegado a ti o a papá.

Con el uso de este accesorrio se mantiene una cercanía que le permite a tu bebé sentirse seguro. Hay padres que son reacios a usar los canguros porque creen que dañan la espalda del pequeño; ¡esto es un error!

Estos accesorios pueden usarse incluso con los recién nacidos, siempre que consten de un caparazón ergonómico que les sujete bien el cuello, la cabeza y la espalda.

Manual imprescindible de instrucciones

  • Los canguros son para pasear al bebé, no para practicar deportes.
  • Aunque te dejen las manos libres, nunca debes ocupar las dos. Al menos una debe quedarte libre para sujetar su cabecita y poder acomodarlo si se ladea.
  • Siempre hay que revisar los broches y comprobar que las cintas de seguridad tengan la medida adecuada para el tamaño del pequeño.
  • Debes asegurarte de que el pequeño respire bien.
  • No debes usar prendas que suelten pelo o dificulten la transpiración.
  • Para los padres es un accesorio práctico y cómodo, no sólo porque no pesa y resulta muy fácil de transportar, sino porque al dejarles las manos desocupadas no limita sus movimientos y les permite continuar con sus tareas sin separarlos del bebé.

Aún así, antes de utilizarlo con tu pequeño debes tener en cuenta tu complexión física: si eres muy delgada o delgado, no conviene que lo uses más de media hora, ni después de los seis u ocho meses del bebé. A partir de esa edad , para que no te expongas a dolores cervicales, son más aconsejables los canguros que van en la espalda.

En cuanto a las ventajas que reporta al pequeño, son:

Le fortalece sus músculos
El vaivén al que se ve sometido cuando lo paseas de esta manera, mejora su tono muscular. Tan solo evita los cambios posturales bruscos y sostenle bien su cabecita. Presta especial atención al meterlo y sacarlo, al agacharte , al girarte y levantarte. Le permite escuchar los latidos de tu corazón, que le resultan familiares porque los ha estado oyendo a lo largo del embarazo y lo hacen sentirse protegido.

Movimientos Relajantes
Tus movimientos deben ser rítmicos y tranquilos, son como un balanceo relajante para él, similar al que sentía cuando vivía dentro de ti y le reconfortan mucho.

Alivia malestares
Tener su barriguita en contacto con tu cuerpo le ayudá a eliminar los gases y alivia las molestias digestivas leves.

Ahora que tu pequeño duerme cada vez más, que aguanta más tiempo sin comer, que ya no te necesita a cada momento y que estés pensando incorporarte nuevamente a tu vida laboral (si no lo has hecho ya), no dudes en utilizar el canguro para trasladarlo.

Tenerlo en tus brazos es el mejor modo de aprovechar un tiempo juntos; se siente más seguro y le da la fuerza para tolerar los momentos en los que no puedas estar con él.

 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros