¡Prepáralo para la guardería!

Recomendaciones para que se adapte a la nueva situación

¡Prepáralo para la guardería!

En realidad, a casi todos los niños les gusta la guardería, lo que no soportan es separarse de sus padres. Seamos sinceras, si te pudieras quedar allí jugando con él, ¿verdad que no derramaría ni una sola lágrima?.

Aunque tenga que acostumbrarse a un nuevo espacio y a unas normas extrañas para él, lo realmente difícil es enfrentarse a ello sin el apoyo de sus padres. 

Por eso toma nota de las siguientes recomendaciones para que el cambio sea más llevadero.

Conviene ir despacito
La mayoría de las guarderías, cada una a su manera, sigue un sistema de adaptación. En algunas se empieza con ir sólo un par de horas.

En otras los niños inician el “curso” escalonadamente en pequeños grupos para que la maestra pueda atenderles de manera más individualizada durante esos días más difíciles. Y con las comidas, lo mismo, no todos se quedan desde el primer día a comedor.

Dale las explicaciones que necesita
No es necesario que le des muchas, porque no las entenderá. De todos modos, sí es importante que le “presentes” a la maestra, que le digas cómo se llama y que la nombres a menudo para que se dé cuenta de que hay un buen nivel de confianza entre ustedes.

Si tu hijo ve que la conoces y que tú estás cómoda con la persona que va a compartir con él muchas horas diarias, se sentirá más seguro. También estaría bien que pasaras una tarde por la guardería con él para que ya tenga una primera impresión del lugar.

Guárdate unos días de vacaciones
La adaptación será mucho mejor si tu hijo te tiene cerca. Le acompañarás por la mañana y lo recibirás cuando salga, podrás hablar más relajadamente con la maestra, llevarlo a comer a casa si conviene, o consolarlo cuando te necesite.

Compren la mochila juntos
Si no viene marcada por la guardería, deja que elija una decorada con algún personaje que te guste. Cómprala ahora, no esperes a que llegue el momento de entrar a guardería y deja que juegue con ella antes de que vaya a la guardería. Así se convertirá en un objeto cotidiano que le ayudará en su momento.

Si puedes, elige el momento idóneo
Todas las guarderías, públicas o privadas, tienen normas de funcionamiento. Pero si tu pequeño se encuentra en una época especial (está enfermo o ha tenido un hermano recientemente) que desaconseje empezar la guardería, háblalo con la persona que dirija el lugar, para ver si se puede posponer, durante un tiempo, el inicio del curso.

Deja que se lleve compañía
Es posible que necesite algún objeto querido que le dé la seguridad que va a necesitar los primeros días. Habla con la maestra si no permiten que los niños traigan cosas de casa.

Prepáralo para ser un ser autónomo
Es bueno que los cambios en los hábitos se inicien en casa y no dejar la iniciativa a la escuela. Empieza tú a darle la comida aplastada sin triturar, por ejemplo. O, si ya tiene dos años, enséñale qué es un orinal para que juegue con él. De esta manera, aceptará mejor los nuevos hábitos en la guardería.

No olvides que...

Debes mentalizarte tú también. A los niños se les tiene que preparar pero los padres también deberían hacerlo. Es muy probable que tenga algún conflicto con otros niños, aparecerá con moretones en las piernas porque se ha caído en el patio. Piensa que todas estas situaciones son normales y hay que saber encararlas positivamente.

No es obligatorio que vaya; si no tienes la necesidad y no lo ves preparado, quizás no es necesario que empiece a ir a la guardería. Muchos niños se adaptan al colegio sin tener esta experiencia previa y muchas son las voces que advierten la importancia de estar con los padres o familiares cercanos los dos primeros años de vida.

Necesita convivir con otros niños. Es importante que tenga un contacto cercano con otros niños. Las ludotecas o los centros por horas son lugares en los que los niños pueden empezar a compartir espacio y juegos, bajo la supervisión de monitores especializados.

Lo mejor para ti

  • Estar segura de la decisión que has tomado y no tener remordimientos.
  • Hablar con las maestras tantas veces como lo necesites.
  • Compartir con otros padres tus primeras impresiones.
  • Estar mentalmente preparada ante una adaptación difícil.

Lo mejor para él

  • Ir acostumbrándole unos días antes a su nuevo horario, sobre todo a la hora de levantarse y desayunar.
  • Que la guardería forme parte de sus paisajes habituales, como lo son el parque o la nevería.
  • Que vea que ustedes están contentos y confiados ante la nueva situación.
  • Una despedida cariñosa pero corta, que no complique la separación.

 

Comentarios

26/06/2008 2:22:13 p.m.

Muy buenos puntos para un momento tan importante y dificil para nosotras las mamas
laura abigailmartinez

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros