Problemas intestinales del bebé

Problemas intestinales del bebé

Uno de ellos es la invaginación intestinal, un problema que suele aparecer en bebés de 6 a 18 meses, y se cree que se debe a la inmadurez del sistema intestinal, que necesita tiempo para habituarse a eliminar los restos de alimentos cuando la dieta del pequeño se hace más variada.
 

Como todas las alteraciones fisiológicas de los bebés sanos, desaparece cuando el organismo del niño se habitúa a funcionar.

Si de pronto notas que tu pequeño deja de arrojar gases y no hace popó, tiene el vientre duro e inflamado, lo notas incómodo, llora esporádicamente flexionando las piernas sobre su barriguita, está pálido y tiene sudor frío, con o sin fiebre, llévalo al pediatra cuanto antes.

¿Invaginación o estreñimiento?
Una vez que lleguen al consultorio del pediatra, el especialista le realizará una palpación en su abdomen y le pondrá un enema de aire (neumoenema), que consiste en introducirle aire al niño por el ano, con una pera.
 

La finalidad de esta medida es poder observar con más precisión el contenido de su intestino en las siguientes radiografías que le realizará. Si al observar los resultados el pediatra te confirma que, efectivamente, tu pequeño tiene una invaginación, le pondrá un enema fuerte para intentar deshacer ese “nudo” intestinal.

Pese a ello, si lo cree oportuno, es posible que sugiera internar al pequeño durante un par de días. Esto lo hace para controlarlo más de cerca, observar cómo evoluciona y prevenir el riesgo de que la situación se repita.

Si, por el contrario, el pediatra concluye que lo que le ocurre a tu pequeño es que está muy incómodo debido a su estreñimiento, te recomendará seguir unas pautas para combatir esta alteración, y evitar así que llegue a una invaginación intestinal.

Con tu ayuda se pondrá mejor
Aunque a veces resulte difícil, haz lo posible por combinar los gustos de tu pequeño con alimentos ricos en fibra, para prevenir posibles problemas con la comida.
 

Por otro lado, tanto si a tu pequeño se le ha inflamado el estómago por el estreñimiento, como si para solucionar su alteración le han puesto un enema y le duele, acuéstalo sobre una superficie plana y masajéale el abdomen haciendo círculos suaves con tus manos, sobre todo en la zona baja de su vientre.

Luego de una enfermedad digestiva, conviene que observes la cantidad y frecuencia de sus deposiciones.
 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros